Relatos

La actitud que hay que tener en la plegaria

Había una mujer que era muy diligente para orar cada día la plegaría de las dieciocho bendiciones ("Shemoná Ezréh") en la Sinagoga en momentos en que la gente se reúne para tal circunstancia.

Un día, se dirige a la Sinagoga a recitar sus plegarias como era habitual en ella , y cuando llega al patio de entrada, ingresa delante de ella un individuo que la conocía, y ella conocía a él, y este era un hombre un tanto violento que no venía a la Sinagoga, sino de vez en cuando, y cuando si lo hace, toma el libro de oraciones en sus manos, pero no recita ninguna de las plegarias que allí versan, y sus ojos se mueven  de aquí para allá, y su corazón está lleno de pensamientos paganos de la más variada clase. Y cuando vio a esta señora que se dirige con diligencia a la sinagoga, como es su costumbre, para orar, se acerca a ella y le manifiesta en tono de burla: "¿A dónde te diriges y andas dando vueltas sobre la tierra?".

Ella le responde: "A la casa de Hashem deseo ir para orar".

Y él sabía que la mujer recitaba sus plegarias de memoria y se burló de ella y le dijo: "No tienes un libro de oraciones en tus manos, seguro que te lo haz olvidado en tu casa, ve en busca del mismo para poder orar!".

Ella le responde: "He aquí que el libro de oraciones está conmigo, en mi interior, puesto que yo oro desde dentro de mi corazón, y allí está guardado, pero tú te haz olvidado el corazón así como le ocurrió al zorro, ya que en este momento no está contigo, y necesitas traerlo para poder orar desde el interior del mismo. Porque, ¿que beneficio hay en la oración solo de la boca?".

Entonces él le preguntó: "¿Qué es eso del zorro?.

Jamás escuché sobre el asunto".

Entonces le relata: "El león se hallaba en una gran dificultad, y divisó al zorro que se desplazaba por la zona, la cual estaba desierta. Lo llamó y forzosamente tuvo que acercarse, puesto que se le apareció de repente y no podía escapar de él. Su corazón estaba lleno de temor.

Entonces el león le manifiesta que está atravesando una seria dificultad y necesita de él un consejo apropiado para salir de la misma, pues he escuchado sobre ti que eres muy inteligente y sabio.

Dame rápidamente, sin demoras el consejo acertado, porque de lo contrario te destruiré.

El zorro le responde: estoy dispuesto a hacer conforme a tu palabra, a darte un consejo acertado de acuerdo a mi sabiduría, con el que seguramente saldrás de esta aflicción. Pero tu sabes que la sabiduría está en el corazón, y en este momento, el mismo no está conmigo, ya que lo dejé oculto en una cueva en la que estuve morando.

Dame permiso y correré a la madriguera a traerlo para introducirlo dentro de mi, y entonces si a través de él, te daré el consejo acertado.

Le contestó: Ve!. Entonces huyó y salvó.

Así tú, te olvidaste el corazón en otro lado, y necesitas volver tras tus pasos para traerlo y rezar desde dentro del mismo".

Le contesta: "Es verdad, mi corazón no está conmigo, por eso ahora te pido a ti que vayas en busca del mismo, me lo traigas y de esa manera harás esta obra de bien conmigo".

Ella responde: "Yo no se en que lugar está, si con tu mujer en tu casa, o en tu negocio, o en una embarcación que parte con destino a naciones lejanas, o en una caravana que viaja a la distancia, o en la ciudad de Londres, o en Paris, o algún otro lugar, pero tú sabes donde está y tú irás por el mismo para traerlo!". 

Toda persona sabia y entendida comprenderá la brillante y apropiada respuesta que le dio al individuo, y enseña que la persona debe retirar todos los pensamientos y ocupaciones mundanas en el momento de la oración, pues ¿de qué le sirve que mueva sus labios mientras el corazón no está con él?.

Y es por eso que el versículo dice: "Pues está cercana a ti la cosa en tu boca y en tu corazón para realizarla". Es decir, si deseas que esté cercana a ti la cosa, es decir, que sea recibida con buena voluntad tu plegaria, necesitas hacerlo con tu boca y corazón al unísono.

Indice de Relatos  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces