Preguntas y respuestas


Warning: include(../preguntas/titulo.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/26/4018226/html/preguntar/2143_3_pasos_plegaria.php on line 33

Warning: include() [function.include]: Failed opening '../preguntas/titulo.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/26/4018226/html/preguntar/2143_3_pasos_plegaria.php on line 33

Respuesta número: 2143

3 pasos de la plegaria

Estimado Rabino:

Por favor ¿será tan amable de responderme qué significan los pasitos hacia adelante y atrás que se hacen al comenzar la plegaria de las dieciocho oraciones, la Amidá, y a partir de cuándo se comenzaron a hacer?

Shalom

Sheva

Respuesta:

Shalom Sheva:

La Amidá es el nombre atribuido a la serie de 18 oraciones que componen la plegaria más elevada que se ofrece a El Eterno.

Amida significa «de pie», lo que indica que esta plegaria se recita de pie. Mediante las oraciones de la Amidá se alaba y pide a El Eterno lo que uno necesita particularmente y también se solicita por todos los miembros de la Comunidad. Finalmente, al culminarse la plegaria, la persona se prosterna reverentemente, y en esa posición, sin erguirse, se dan tres pasos hacia atrás.

En ese momento, al tomar uno esa distancia, queda frente a la Presencia Divina, la cual en el transcurso de la plegaria se había mantenido sobre la persona que oraba. Pero ahora, al distanciarse, queda frente a ella, por eso, aun prosternado, ofrece el saludo de despedida.

Para despedirse, aun prosternado, el individuo gira su cabeza hacia la izquierda y pronuncia las palabras «El que hace paz en las alturas», gira la cabeza hacia la derecha y declara «Él haga paz entre nosotros», vuelve su cabeza hacia el centro y dice: «y entre todo Israel, y decid amén» (Código Legal –Shulján Aruj- Oreaj Jaim 123:1).

El motivo por el cual se gira la cabeza primeramente a la izquierda durante el saludo de despedida, es porque nuestra izquierda corresponde con el flanco de la derecha de la Presencia Divina que se encuentra frente a nosotros. Y dado que la derecha es considerada como más importante –la derecha cósmica está asociada a la bondad y la izquierda al rigor, y nuestra misión es someter el rigor ante la bondad-, por eso corresponde dirigirnos primeramente hacia la derecha de la Presencia Divina.

Este procedimiento de dar los tres pasos es ancestral, y el modo que quedó registrado en la ley data de la época talmúdica (véase Talmud, tratado de Iomá 53b).

UNA RAZÓN ESPECIAL

Además hay otra razón por la que se dan esos tres pasos al culminar la plegaria de las dieciocho oraciones, denominada Amidá. La misma se vincula con el rey Nabucodonosor. Ya que él dio tres pasos en honor de El Santo, Bendito Sea, y por eso se ameritó ser él quien destruyera el Templo Sagrado. Y nosotros damos tres pasos y oramos a El Santo, Bendito Sea, para que se edifique nuevamente el Templo Sagrado (Mishná Brura Oraj Jaim 123:2).

La acción de Nabucodonosor quedó registrada en el Zohar: Está escrito: «Todos los que la honraban, la despreciaron, pues vieron su desnudez» (Lamentaciones 1:8), y ha sido explicado que todo esto se refiere a la ciudad de Jerusalén y a sus pecados. Pero lo que está escrito: «Todos los que la honraban, la despreciaron», se refiere al exilio de Babilonia. Y los que honraban a Jerusalén es porque desde allí, desde Babilonia, fueron enviados presentes a Jerusalén, tal como está escrito: «En ese tiempo envió Merodaj Baladán ben Baladán, rey de Babilonia, libros y presentes a Ezequías, porque supo que había estado enfermo, y que se había restablecido» (Isaías 39:1). ¿Y que estaba escrito en ellos? «Paz para Ezequías, rey de Judá, y paz para el Gran Dios, y paz para Jerusalén».

Después de entregar las cartas, él se dijo en su corazón: «No he actuado como corresponde, anticipando la paz del siervo, Ezequías, a la paz de su Amo, que es El Eterno». Se incorporó de su trono y dio tres pasos e hizo devolver las cartas y escribió otras en su lugar. Y escribió así: «Paz para el Gran Dios, paz para Jerusalén y paz para Ezequías» (I Zohar 202b).

En el Talmud se explica que el que dio los pasos para hacer volver las cartas fue en verdad Nabucodonosor, que en ese entonces era el escriba del rey y no estuvo presente cuando fueron escritas. Pero cuando llegó y se enteró, preguntó por el texto que habían escrito los otros escribas, y entonces dio su opinión, que debía ser escrito: «Paz para el Gran Dios, paz para Jerusalén y paz para Ezequías» (véase tratado de Sanhedrín 96a; Maarsha).

 

Indice de Preguntas

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Untitled Document