Preguntas y respuestas

Respuesta número: 2142

Pregunta enviada por: Elías

Tema: Pensamientos y suposiciones

Shalom, me gustaría que me respondiera lo siguiente, en algunos estudios que me han llegado por email, se habla de los 'beneficios de seguir el bien' y los preceptos de HaShem, alabado sea su nombre, ¿pero qué, acaso no se debe de hacer lo bueno por convicción y sin esperar una retribución a cambio?

Por circunstancias adversas yo he dejado de poner mi pensamiento en el reino venidero, el reino que HaShem va a otorgar a todos los que guardan su Torah. Sin embargo no así he dejado de creer en que debo guardar los preceptos contenidos en la Biblia, ni dejar de seguir la justicia que agrada al Eterno, alabado sea su nombre.

En conclusión, podría no recibir un 'premio' a mi fe y dedicación, pero gozarme por la observancia de la convicción en D-os y en su santa ley y en una auto-retribución instantánea y sin necesidad de galardones o medallas que supongan el buscar un beneficio y perder el objetivo del obrar desinteresadamente.

Shalom.

Elías

Respuesta a cargo de R' David ben Israel:  

Shalom Elías:

Aparentemente, lo que pregunta está basado en lo que se declara en el tratado de Avot: «Antignos, hombre de Sojó, recibió las enseñanzas de la Torá de Shimón el justo. Él solía decir: no seáis como siervos que sirven a su amo a condición de recibir recompensa, sino sed como siervos que sirven a su amo no con la condición de recibir recompensa. Y sea el temor de El Eterno sobre vosotros» (Tratado de Avot 1:3).

Antignos oriundo de un lugar llamado Sojó, era la persona más distinguida, el dirigente máximo de ese sitio. Y nos viene a enseñar que cumplamos con los preceptos por reconocimiento a la categoría elevada de los mismos y por amor al Creador, quién nos santificó con sus mandamientos; así como una persona pretende realizar sus actos para hallar gracia y simpatía delante de quién ama. Y la recompensa llegará automáticamente.

Ahora bien, respecto a lo dicho por Antignos, debemos aclarar que existe una gran diferencia entre pago y recompensa. Pues pago es lo que recibe aquel trabajador que realiza cierta tarea a cambio de tanto dinero que percibirá al culminar la labor. Sin embargo, en nuestra Mishná se utiliza el término recompensa, lo cual representa un acto generoso y de piedad por parte de quién mandó ejecutar la labor. Por ejemplo, un amo dice a su esclavo, o el padre a su hijo, o el marido a su esposa: «¡Hazme este favor y te daré una moneda!». Este individuo no está obligado a dar nada por el mandato, solo que generosamente ofrece un incentivo para el que el otro cumpliere con su voluntad.

Así es con respecto a El Eterno –Hashem-, no debemos servirle con la condición que nos retribuya bondades o actos piadosos, sino que debemos comportarnos y obrar frente a Él por amor auténtico, sin esperar recibir nada a cambio. Como está dicho: «Amarás a El Eterno» (Deuteronomio 6:4).

Este es el modo de servir íntegro de las personas, entregándose completamente, sólo por un sentimiento fidedigno. Y después de enunciar esto, Antignos dijo: «Y sea el temor de El eterno sobre vosotros». Significa que ha de actuarse con amor y temor frente al Creador. Ha de hacérselo tal como un sirviente, que desempeña su función laboral ante su patrón, siendo éste -su jefe- una persona grandiosa a quién aprecia enormemente, le sirve por amor, y a su vez con temor. ¿Y cuál es el temor que ha de tener si lo ama? No temor al castigo propiamente dicho, sino a la grandeza de su amo quién tiene el poder de castigar. Se podría comparar a un hijo frente a su padre; él no teme a su progenitor porque al comportarse mal se tornará merecedor de una paliza propinada por una persona tan buena como lo es su padre, el temor está orientado a no hacerlo enojar merced al amor que siente hacia él, ya que le ha dado y le sigue dando tantas cosas buenas.

Esto está indicado en la cualidad con la que Antignos defina a El Eterno en su declaración. Pues en el original hebreo de la Mishná está escrito literalmente: «Y sea el temor del Cielo sobre vosotros». Enseña que el temor que se requiere que tengamos no es por causa de recibir castigo, pues sería entonces el nuestro un servicio externo el que estaríamos prestando. Sino, se requiere de nosotros un temor interior. Por tal razón es designado aquí El Eterno con el atributo de «Cielo», para que nos hagamos una idea de cuán grande es, y la generosidad que tiene por las criaturas, como lo hemos visto en el ejemplo recientemente expuesto.

Resulta que debemos actuar con amor y también temor frente a El Eterno. El amor por alguien nos incentiva a hacer la voluntad de éste, a cumplir con sus mandatos, es decir, sus preceptos activos. Sin embargo, el temor nos predispone a abstenernos de las cosas que tal persona no quiere que hagamos, esto es los preceptos pasivos, los cuales requieren «no hacer», o sea, abstenerse de hacer. Es por eso que hacen falta ambos tipos de servicio frente a El Eterno, para poder cumplir con sus preceptos activos, que requieren acción y los pasivos para los que se requiere abstención.

Asimismo es propicio aclarar algo más acerca de lo explicado, que debemos desenvolvernos frente a El Eterno a través de un amor pleno y desinteresado, sin esperar retribución alguna. Sin embargo, debemos saber que Antignos no tuvo aquí la intención de transmitir que está prohibido servir a El Eterno a cambio de recibir como pago las cosas que necesitamos; sino por el contrario, desea informarnos de la existencia de un nivel superior, el cual consiste en servir a El Eterno con el tipo de amor que describimos antes. Pues está escrito en el Talmud, que quién dice: «¡Esta moneda lo dono para caridad para que vivan mis hijos y para que yo herede el mundo venidero!», este individuo es considerado un hombre íntegro y justo (Talmud, tratado de Babá Batra 10b).

Vemos que quién obra frente a El Eterno, pidiendo su paga, está en un nivel muy elevado. Solo que debemos esforzarnos y ascender hasta llegar a la categoría de amor desinteresado, como fue enseñado, ya que este es el nivel predilecto que sobrepasa a todos los demás.

Es por esa razón que Antignos dijo: «No seáis como siervos que sirven a su amo a condición de recibir recompensa». Apreciamos que de todos modos los llama siervos, o sea, subyugados a El Eterno, y para esto escribió la primera parte de su declaración, para a continuación decirnos que no seamos como estos hombres justos que piden recibir su paga, sino que nos superemos: «sino sed como siervos que sirven a su amo no a condición de recibir recompensa».

Además es importante aclarar, que Antignos poseía dos discípulos destacados: Tzadok y Baitós, quienes explicaban lo que aprendían de su maestro a muchos docentes y alumnos. Sin embargo, malinterpretaron esta enseñanza y entendieron que todo es en vano, que después de esta vida no hay ninguna retribución, por lo que se desviaron del camino y crearon dos movimientos totalmente errados del sendero de la Torá: los tzadokim y baitosim. Es por este motivo que después de lo acontecido con dos de sus mejores alumnos, Antignos recalcaba constantemente: «Y sea el temor de El Eterno sobre vosotros». (Véase Mishná, tratado de Avot 1:3; Maimónides, Rabí P. Kehati;Rabeino Iona; Rabí Ovadia de Bartenura; Tosafot Iom Tob).

EL AMOR POR EL ETERNO

Para completar aun más el tema de la pregunta, analizaremos un fragmento del libro Zohar. Se amplía el asunto y deja una enseñanza muy interesante y valiosa.

Rabí Ieisa abrió su enseñanza citando el versículo que declara: «¡Cuánto la persona ha de amar a El Santo, Bendito Sea! Pues no hay servicio que se pudiere prestar a El Santo, Bendito Sea como el amor. Y todo el que lo amare y realizare el servicio de El Santo, Bendito Sea con amor, a ese individuo que se comporta de este modo, El Santo, Bendito Sea le denomina: «mi amado».

Ahora bien, a partir de aquí se entiende que no es suficiente con ser amigo de El Santo, Bendito Sea, sino que además ha de amárselo. En ese caso, ¿cómo se explican estos versículos que aparentemente contradicen lo que se ha dicho?

Un versículo declara: «No abandones a tu amigo, ni al amigo de tu padre» (Proverbios 27:10). De aquí pareciera surgir que es suficiente con ser amigo de El Santo, Bendito Sea. Pero en otra cita está escrito: «Retén tus pies de -ir insistentemente a- casa de tu amigo» (Proverbios 25:17). Se aprecia de aquí que ha de abandonárselo y alejarse de él en ciertas circunstancias. ¿Cómo se explica esta aparente contradicción?

La explicación de este asunto es que éste versículo, el que manifiesta: «no lo abandones», se refiere las ofrendas ígneas y las ofrendas de paz, que deben ser traídas al Templo Sagrado. Y éste otro versículo, el que declara: «Retén tus pies de -ir insistentemente a- casa de tu amigo», se refiere a los sacrificios expiatorios y los sacrificios de culpa. Es decir, se manifiesta que no pequéis para no necesitar traer estas ofrendas.

Ahora bien, respecto a lo que está escrito: «No abandones a tu amigo, ni al amigo de tu padre», significa que si no consigues llegar al nivel óptimo, al menos no has de abandonarlo, sino que has de servirle a apegarte a Él para hacer lo que te ha ordenado. Es decir: «no lo abandones», en ningún momento (II Zohar 55b).

Shalom Vehatzlaja

Indice de Preguntas
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Untitled Document