Preguntas y respuestas

Respuesta número: 2134

Pregunta enviada por: Carolina

Tema: Ingresar a una iglesia

Estimado Rebe,

Como le comentaba a Daniel hace unos días, mi hija Mijal fue a un paseo de su curso para conocer los monumentos histórios de la ciudad. Los Morim los llevaron a todas las construcciones antiguas y cuando llegaron a la catedral, Mijal y otros niños junto con ella no quisieron entrar. Ella me dijo que no entró, por respeto a su familia, lo que me pareció bien pero añadió que sintió temor al mirar desde la puerta hacia adentro.

Anteriormente Yael, mi hija menor tampoco quiso entrar a otra iglesia, ni siquiera para conocerla, por cultura general.

Mi mamá dice que las iglesias tienen una energía que asusta a los niños. Hay mucho dolor, mucha culpa, mucho sentido idolátrico de ver a D's fuera de nosotros mismos en un poder exterior de lo cual, de alguna forma se inviste el sacerdocio, negando la naturaleza humana....los niños católicos obedecen y entran, pero de ahí a que les guste...

qué opina usted?

Con afecto,

Carolina I.

Respuesta a cargo de R' David ben Israel:  

Shalom Carolina:

Lo que cuenta es muy interesante. Demuestra que sus hijas poseen un alma elevada y noble. Lo que han experimentado y la forma en que han actuado es una demostración de su gran amor por Dios y la verdad.

En el Zohar (Balak 186a), se explica este tema en forma precisa:

Rabí Itzjak y Rabí Iehuda marchaban por el camino, y llegaron a la aldea de Sijnin, donde en el pasado había vivido Rabí Amnuna Saba. Los eruditos se hospedaron en casa de la viuda de Rabí Amnuna Saba. Ella poseía un niño pequeño, el cual estudiaba todos los días en el colegio. Ese día, al salir del colegio, se dirigió de prisa a su casa. Una vez llegado, divisó a los sabios que habían llegado. La madre le dijo: acércate a esos grandes hombres para que te bendigan.

El niño caminó hacia ellos, aunque antes de llegar se detuvo y se volvió. Le dijo a su madre: no deseo acercarme a ellos, pues el día de hoy no han recitado la alabanza denominada Shemá Israel en el tiempo apropiado. Y así me han enseñado: todo el que no recita la alabanza denominada Shemá Israel en el tiempo apropiado se encuentra excomulgado en ese día.

Rabí Itzjak y Rabí Iehuda escucharon lo que el niño había dicho y se sorprendieron enormemente. ¿De dónde sabía él esto que había ocurrido con ellos? Ellos alzaron sus manos y lo bendijeron. Luego dijeron: es verdad que no hemos recitado la alabanza denominada Shemá Israel en el tiempo apropiado, pero fue por una razón valedera. El día de hoy nos ocupamos de un novio y una novia que no poseían lo necesario para la boda, y nos esforzamos en organizar todo sin que haya ninguna otra persona que ayudase. Por eso no recitamos la alabanza denominada Shemá Israel en el tiempo apropiado, y la ley determina que quien está ocupado de un precepto está exento de cumplir otro precepto en ese momento.

Luego le dijeron al niño: hijo mío ¿Cómo lo supiste?

Lo supe por el olor de sus vestimentas. Al acercarme a ustedes lo percibí.

Los sabios se asombraron enormemente, pues se dieron cuenta que el niño se refirió a la vestimenta del alma que se genera con el cumplimiento de los preceptos apropiadamente.

Resulta que un niño cuando es puro y busca la verdad, posee la facultad de captar situaciones y asuntos imperceptibles para un individuo común.

Shalom Vehatzlaja

Indice de Preguntas

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Untitled Document