Preguntas y respuestas

Respuesta número: 2108

Pregunta enviada por: Izkrah

Tema: El alma de un fallecido

Rabbi ha Yakar. viene 10 Mayo y una grande amigo acabo perder su madre.

Hay una historia de Talmud, Sefaradí, Mishná etc. que puede dar comfort a él.

Todá Rabá

Izkrah

Respuesta a cargo de R' David ben Israel:  

Shalom Izkrah:

Cuando una persona fallece, su alma asciende y ocupará el lugar que le corresponde de acuerdo con los actos realizados cuando estuvo en un cuerpo físico en esta Tierra. Sin embargo, el hijo en mayor medida, u otra persona, pueden hacer que esa alma se eleve y alcance niveles superiores.

Para ello de deberá estudiar Torá en nombre del fallecido, realizar buenas acciones, y recitar la alabanza denominada kadish.

Esta alabanza es muy elevada, y existen, tanto en los libros de leyes como en los demás compendios, numerosas historias sobre hechos maravillosos que sucedieron con almas de personas fallecidas tras su recitado.

Aquí le dejo una de esas historias:

6Una señora muy honorable, cuyo esposo era un exitoso comerciante, acostumbraba desde hace varios años acercar cada tanto su donación a la academia de estudios de Torá (Ieshivá). Solo que ponía una condición por su contribución: que los alumnos de la Ieshivá reciten kadish (es la plegaria que se estila recitar por los difuntos) para todas aquellas almas que abandonaron este mundo y no tienen quién recite por ellos kadish. Y la Ieshivá designó un muchacho que se ocupe especialmente de esta tarea en beneficio de estas almas solitarias.

Cierto día, el marido de esta señora abandonó este mundo, y por cuanto que él dirija los negocios conjuntamente con su esposa, su desaparecimiento perjudicó las empresas, hasta que finalmente se produjo la quiebra de la señora que quedó en una situación económica muy precaria.
Al cabo de un tiempo, además de esta mujer tener que soportar ahora la pobreza en la que se hallaba inmersa, se le sumó una nueva carga: sus dos hijas habían llegado a la edad de contraer enlace, y el dinero para casarlas ¿de dónde?. Sin embargo, la señora afrontó el destino que le había tocado con amor y no protestó por su suerte.

Solo había una cosa a la que no podía rehusar, y su corazón estaba angustiado por esto y le dolía en gran manera, se trataba del asunto del kadish por las almas solitarias que al haber cesado sus contribuciones a la Ieshivá para este fin, indefectiblemente se interrumpiría.

Decidió con su alma llena de amargura, dirigirse a los directivos de la Ieshivá y solicitarles que pese a que ahora no puede continuar aportando los fondos necesarios para que se continúe con el recitado del kadish por las almas solitarias, que de todos modos prosigan con esto hasta que Hashem le otorgue nuevamente dinero para poder proseguir con la obra.

Los directivos de la Ieshivá se conmovieron en gran manera por la integridad de corazón y el alma maravillosa que lleva en su interior esta señora viuda, y le aseguraron que guardarían de hacer como su voluntad, es decir, continuar con el recitado de kadish por las almas solitarias.

Estas palabras llenaron su alma de felicidad, y con sus ojos que parecían emanar como centellas relampagueantes por su dicha, se despidió de los dirigentes.

Mientras regresaba a su casa, cuando hubo salido a la calle, se apareció frente a ella un anciano desconocido de barba blanca como la nieve que la saluda y comienza a interiorizarse en sus asuntos y la situación de sus hijas.

La señora suspiró y relató al anciano su amarga suerte que se hizo presa de ella, y la estrepitosa caida de su situación económica. Pasar de ser una mujer rica y caer hasta llegar a una posición catastrófica. Además sin tener los medios necesarios para ocuparse del casamiento de sus hijas que ya llegaron a edad de contraer enlace.

El anciano le preguntó: "¿Cuánto necesitas para casar a tus dos hijas?"

"¿Para qué deseas saber?" - pregunta la mujer con sorpresa y le dijo cual era la suma requerida.

El anciano extrajo un papel y escribió una orden para el banco local, que le abonen a la señora la suma que fijada.

Solo que antes de firmar, pidió que por tratarse de una cifra muy elevada, es conveniente que testigos presencien el momento de la firma, y que ellos también firmen en el documento.

Totalmente conmovida, la señora subió a la Ieshivá y pidió a dos de los jóvenes que allí estudiaban que la acompañen.

Cuando el anciano los vio, les indicó que presten suma atención en el momento que estampa su firma en el documento. Y para mayor seguridad, solicitó a los jóvenes una hoja de papel y estampó allí su firma para que comprueben que la que escribirá ahora en el documento es la suya.

Luego ordenó a la mujer que vaya a buscar la suma al banco a la mañana del día siguiente.
Todo esto pareció a la mujer que estaba anonadada, raro y extraño. Pensó: "¿Qué vio este anciano extraño en ella para hacerle todas estas bondades, a tal punto de cubrir completamente los gastos del casamiento de sus dos hijas?".

De todos modos, aguardó hasta el día siguiente con su corazón agitado hasta la apertura del banco y probar suerte con el papel que el anciano le había entregado.

Cuando el empleado bancario recibió la orden de pago, dirigió su mirada hacia la mujer una y otra vez, miraba la orden nuevamente, y parecía desconcertado.

Pidió a la señora que aguarde e ingresó con la orden a la ofician del director del banco que además era su dueño.

Y aquí ocurrió algo dramático, al ver la orden, el dueño del banco cayó de su silla y se desmayó.

Los empleados del banco escucharon lo que sucedió, y encerraron a la mujer en una de las salas laterales y pusieron un guardia para que cuide que no se escape, pensando que podía haber aquí algún acto de estafa o algo similar.

Cuando se hubo recuperado el director del banco, pidió ver a la mujer que trajo la orden de pago.
cuando esta hubo ingresado a su despacho, el dueño le pregunta "¿Como y cuando consiguió esta orden?"

La dama responde: "Ayer la recibí de un judío honorable de una larga barba blanca, y hay dos muchachos de la ieshivá que pueden atestiguar, ya que vieron como quién escribió la orden firmó sobre la misma".

El director del banco le preguntó: "¿Podría reconocer al anciano si le muestro una foto?"

Respondió la señora: "Seguro que si! y no me cabe ninguna duda que también los dos muchachos de la Ieshivá lo pueden identificar!"

El dueño del banco ordenó traer fotos de su padre. Y cuando extendió las fotografías delante de la señora, lo señaló como el hombre que le entregó la orden.

El dueño del banco ordenó que le paguen lo que dice en la orden y que la dejen ir.

Cuando la mujer se hubo retirado, relató a los presentes acerca de lo que había sucedido ante sus ojos: "El anciano que le entregó la orden no es sino su padre (del dueño del banco) que abandonó este mundo hace ya diez años"

La noche anterior a este suceso, se presentó mi padre en medio del sueño y me dijo: "Has de saber que desde el momento que te apartaste del camino recto y te casasate con una no judía, y dejaste de cuidar el recitado del kadish, mi alma no hallaba descanso, hasta que vino la señora viuda (aquí mencionó el nombre de ella) y ordenó recitar kadish por las almas que no tienen quién recite kadish por ellas. Y tuve el mérito que me alcanzó ese kadish que recitaron en la Ieshivá por orden de la mujer, y eso provocó que mi alma se eleve y halle reposo. Mañana por la mañana, se presentará esa señora en tu banco con una orden donde escribí un asuma que costeará los gastos de casamiento de otrei amén"sus dos hijas".

"Cuando me desperté - relata el dueño del banco - exaltado por el sueño, lo conté a mi mujer que se burló de todo este asunto. Pero desde el momento en que se presentó la mujer con la orden sepe que el sueño era verdad"

Al finalizar este relato el Rab Zonenfeld dice: "¿Saben quiénes eran los dos muchachos que presenciaron el hecho e hicieron las veces de testigos?: Yo y mi amigo, el Rab Grinvaldt"

Finalmente, el dueño del banco volvió en teshubá (retomó la buena senda), y su esposa se convirtió al judaismo de acuerdo a las leyes de la Torá, y tuvieron el mérito de construir una casa fiel a la Torá y sus mandamientos. (Notrei Amén)

Shalom Vehatzlaja

Indice de Preguntas
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Untitled Document