Preguntas y respuestas

Respuesta número: 1972

Pregunta enviada por: Ramón

Tema: Rabino ¿debe estar siempre casado?

Apreciado Rabino,

Me interesaría saber si hace 2000 años los Rabinos para poder serlo primero debían de estar casados.

Muchas gracias por su respuesta

Ramón

Respuesta a cargo de R' David ben Israel:  

Shalom Ramón

Es correcto que un Rabino esté casado y tenga una familia bien formada. Pero en caso de sucederle un revés en el matrimonio, se permite que siga oficiando como Rabino. En la historia hubo varios casos, algunos de los cuales constan en el Talmud y dispongo de esas citas traducidas, a las cuales copio a continuación:

El sabio talmúdico Rabí Iosei Aglili se había casado con su sobrina, la hija de su hermana. Ella, en vez de tratarlo bien, y de acuerdo a su status de erudito reconocido por los más grandes sabios, lo avergonzaba delante de sus alumnos. Ellos dijeron a su maestro: "Rabi: abandónala, pues no te respeta, ni se adecua a tu honor".

El erudito les respondió: "El importe que fue declarado en el documento de casamiento –ketuvá-, y que le tendría que abonar en caso de divorcio es muy alto. No está dentro de mis posibilidades pagar esa suma".

Los alumnos escucharon la respuesta, y comprendieron la situación de su maestro.

Un día, él (Rabí Iosei Aglili) tras la terminación del estudio en el "Beit Hamidrash" (salón donde se estudia), dijo a su amigo Rabí Elazar ben Azaria: "Rabi, subamos a mi casa a comer".

Rabí Elazar ben Azaria aceptó el convite. Ambos ingresaron a la vivienda, y de inmediato la mujer del anfitrión apareció en escena, mostrando un rostro de enojo, tras lo cual se retiró. Ella actuó como una mujer cruel, que prepara la comida a su marido, y en el momento de sentarse a la mesa para comer, lo recibe de mala manera.

Rabí Iosei Aglili observó aquella cacerola que se hallaba sobre el "kiraiim" (cocina de la época). Enseguida preguntó a su esposa: "¿Hay allí algo para comer?".

La señora respondió a su esposo: "Hay unas verduras hervidas".

El marido fue hasta donde se hallaba la cacerola, la destapó, y aparecieron frente a sus ojos, deliciosas presas de pollo.

Rabí Elazar ben Azaria comprendió enseguida la situación que se vive en la casa. No obstante se sentaron a comer, y al cabo de unos minutos, Rabí Elazar dijo a su amigo: "Rabi, ¿no dijo ella que había verduras en la olla. Sin embargo nosotros encontramos presas de pollo?".

Rabí Iosei Aglili le respondió: "Le ha sucedido a ella un milagro, y las verduras se convirtieron en presas de pollo". (Dijo esto para no avergonzar a su esposa).

Cuando hubieron culminado la comida, Rabí Elazar ben Azaria dijo a Rabí Iosei Aglili: "¡Abandona a esa mujer. Ella no se conduce contigo de manera respetuosa, ni te honra como mereces!".

Rabí Iosei Aglili le confesó: "El importe que fue declarado en el documento de casamiento –ketuvá-, y que le tendría que abonar en caso de divorcio es muy alto. No está dentro de mis posibilidades pagar esa suma".

Rabí Elazar ben Azaria, que era muy rico, le dijo: "Nosotros, tus alumnos, pagaremos a tu mujer la suma esa, y te divorcias de ella".

ALUMNO FIEL

Tal como lo manifestó Rabí Elazar ben Azaria, así aconteció. Abonaron la suma requerida, y el divorcio se llevó a cabo. Luego le presentaron a Rabí Iosei Aglili una mujer más buena, y se casó con ella.

La ex esposa de Rabí Iosei Aglili, por su parte, a causa de sus pecados, cayó en manos del guardián de la ciudad, con quien formalizó matrimonio. Los días pasaron, y el nuevo marido contrajo una enfermedad que terminó dejándolo completamente ciego.

El matrimonio, luego de esta desgracia, no tenía dinero para vivir, por eso, la mujer llevaba al marido por toda la ciudad, para pedir limosna, y así poder pagar los gastos de cada día. La señora lo conducía por todos los barrios de la ciudad, menos por el que vivía, Rabí Iosei Aglili. Se comportaba de esa manera, porque le daba vergüenza aparecer en ese estado humillante frente a su ex esposo.

El nuevo marido de la señora, antes de quedar ciego, había adquirido un conocimiento pleno de todas las calles, merced a su trabajo de guardián de la ciudad. Por eso, él se dio cuenta de la actitud de su esposa, y le preguntó: "¿por qué no me llevas al barrio donde vive Rabí Iosei Aglili. Ya que escuché que ayuda a la gente, y seguramente será generoso también con nosotros?".

La mujer le respondió: "Sucede que fue mi anterior marido, y no tengo coraje de estar frente a él, y ver su rostro".

TIEMPO MAS TARDE

Un día, se acercaron hasta la vecindad donde moraba Rabí Iosei Aglili, y el hombre comenzó a agredir a su esposa, a tal punto que los gritos de ellos se escuchaban a lo lejos. El ex marido de ella, que era Rabí Iosei Aglili, oyó las voces, y caminó en dirección de las mismas. Llegó hasta el lugar, y se detuvo frente al individuo, tras lo cual le dijo: "¿por qué la golpeas?".

El sujeto respondió: "Sucede que cada día ella me hace perder el dinero de esta calle en la que vives".

Tras haber escuchado, Rabí Iosei Aglili los ubicó en una de sus propiedades que tenía en otra vecindad, y les enviaba lo necesario para sus gastos todos los días. Hizo esto basado en lo que declara el versículo: "de tu carne (tus parientes) no te olvides (desentendiéndote de ellos)". (Isaías 58: 7) - (Midrash Rabá Vaykrá 34: 14 - Talmud Yerushalmy, tratado de Ketubot 11: 3 - Iebamot 62).

NUEVO EJEMPLO

Otro caso similar, aconteció en la época de Rabí Tanjuma (por los años 200 de la era común). En ese entonces, hubo una gran sequía, y el pueblo necesitaba urgentemente lluvia.

Por esa razón, dijeron a Rabí Tanjuma: "Rabi: decreta ayuno público sobre la población para que descienda lluvia".

El erudito decretó ayuno público el día lunes. Luego hizo lo mismo el jueves, y volvió a decretar ayuno el lunes siguiente. Pero ni una gota de lluvia cayó.

Al contemplar la situación, el sabio ingresó al Beit Hamidrash (salón de estudios), y comenzó a disertar, mencionando palabras que despierten los corazones de la gente, para que se arrepientan de las faltas cometidas y se encarrilen por la buena senda.

Luego el Rabí dijo: "Todo el pueblo realice actos generosos con su prójimo, dando al otro lo que necesita. De esta manera, el Todopoderoso será generoso con vosotros, trayendo la lluvia".

Todos salieron a hacer lo que el Rabí solicitó, y mientras los pobladores estaban abocados a cumplir el mandato, uno de ellos se levantó, fue a su casa, tomó todo lo que tenía y salió para repartirlo.

En el camino, se topó con su ex mujer. Ella le dijo (hablándole en tercera persona): "Haz caridad con esta mujer, pues desde el día en que salió de tu casa, no ha visto el bien".

El individuo al verla con la ropa vieja y remendada, padeciendo una gran aflicción, fue invadido por un pensamiento de generosidad y le dio. Se basó en lo que está escrito "de tu carne (tus parientes) no te olvides (desentendiéndote de ellos)". Ya que esta señora había sido en el pasado pariente de él, cuando era su esposa.

UNA BLASEFEMIA

En el preciso momento en que este hombre hablaba con ella, y le daba dinero, fue avistado por un sujeto. Este pensó que el individuo divorciado está cometiendo una infracción severamente penalizada por el tribunal, ya que está prohibido realizar transacciones con la ex mujer, por ser que pueden llegar a tentarse, y cometer un pecado.

El sujeto que los vio, trajo testigos para que vean lo que acontece, y fue a ver a Rabí Tanjuma para contarle: "Rabi: Tú estás sentado aquí, ayunando, mientras el pecado se hace presente entre la gente".

El erudito le preguntó: "¿Qué has visto?".

El sujeto respondió: "He avistado a fulano, que hablaba con su ex mujer. Y no solo eso, sino que también le dio dinero".

Rabí Tanjuma solicitó traer al hombre. Para ello, fueron designados unos enviados, quienes lo trajeron e hicieron parar frente a los sabios y ancianos, responsables de verificar que el ayuno público se lleve a cabo de manera apropiada y santa. El objetivo es, para que el pueblo abandone los pecados, y sean quitados del medio los "estorbos" que impiden el descenso de la lluvia.

Rabí Tanjuma le dijo: "Hijo mío: ¿tú sabes que la tierra y los pobladores se hallan en medio de una gran aflicción, y pese a ello fuiste y hablaste con tu ex esposa?. Y no solo eso, ¿sino qué además le diste dinero sospechosamente?".

El acusado respondió: Rabi: ¿acaso un día no enseñaste respecto al versículo que declara: 'de tu carne (tus parientes) no te olvides (desentendiéndote de ellos)', qué se refiere a la ex mujer, a la cual el ex marido, si da dinero a ella, para poder pagar sus gastos existenciales, está cumpliendo un precepto?. Además, hoy mismo dijiste: 'Todo el pueblo realicen actos generosos con su prójimo, dando al otro lo que necesita. De esta manera, el Todopoderoso será generoso con vosotros, trayendo la lluvia'.

El hombre prosiguió su relato: Aconteció cuando yo salía para dar a los que necesitan, que me encontré con mi ex esposa, la cual me dijo: 'Haz caridad con esta mujer, pues desde el día en que salió de tu casa, no ha visto el bien'. Y yo, al verla con su vestido gastado y remendado, carente de todo, me apiadé de ella y le di, basándome en el versículo 'de tu carne (tus parientes) no te olvides (desentendiéndote de ellos)' (Isaías 58: 7)

En ese momento, Rabí Tanjuma alzó su rostro al cielo y dijo: "Amo del universo: este hombre que es de carne y huesos, cuando vio a su ex esposa, a la cual repudiaba, igualmente, se apiadó de ella y le dio, sin estar obligado por ninguna ley, solo por lo declarado por el versículo 'de tu carne (tus parientes) no te olvides (desentendiéndote de ellos)'. Tú, sobre quien está escrito que eres: 'Piadoso y Misericordioso' (Salmos 145: 8), y nosotros, que somos hijos de Tus hijos, Abraham, Itzjak y Yaakov, y el alimento nuestro está a Tu cargo, cuanto más que te apiadarás de nosotros, dándonos lluvia, pese a nuestros pecados".

RESULTADO

Inmediatamente, luego de estas palabras, comenzó a llover, la tierra revivió, y todos los pobladores contaron con el agua necesaria para todas sus necesidades.

Los casos que hemos visto, son de cosas grandes hechas por personas, en mérito de las cuales, recibieron una retribución acorde. Pero en ciertas ocasiones, también algo muy pequeñito que uno hace por el prójimo, puede cambiar totalmente su vida, o su estado de ánimo.

A través de una sola palabra amable por la mañana, es posible cambiar el rostro triste y abatido del vecino, por una sonrisa. Este pequeño acto puede influir en este hombre de manera abismal, incluso, quizá determine una modificación integral en la forma de afrontar todo ese día.

Además, tal vez, esta acción llevada a cabo por nosotros, afecte también a los días subsiguientes de nuestro vecino. Y no olvidemos que lograr la alegría en el otro, es uno de los caminos que conducen a la persona a heredar el mundo venidero (tratado de Taanit cap. 3).

Cabe añadir que si el individuo no se casó, se le permite oficiar como Rabino. Tal como sucedió hace 2000 años con Ben Azai. Pero de no tratarse de un caso excepcional, el Rabino debe intentar casarse y dar el ejemplo de familia integrada y feliz a la comunidad.

Hatzlaja Raba

R' David ben Israel 

Indice de Preguntas
 
 

 


Prueba la Versión promocional
GRATIS


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

Estadisticas Gratis
 

fin

Untitled Document