Preguntas y respuestas

Respuesta número: 1898

Pregunta enviada por: Ya'akob

Tema: Reencarnación, fuentes

Shalom Rabí:

¿Cuáles son las citas bíblicas que sostienen a la reencarnación?... le digo esto porque cuando pregunté sobre el Ayin Hará, Ud. me dijo que el amuleto que yo le describí era intrascendente, por no ser una ordenaza de El Eterno, que nos apartaramos de esas prácticas, etc. ¿no sería lo mismo?... o el ejemplo de los huesos que retoman sus carnes en las afueras de Jerusalem como lo cita el TANAK se le puede llamar reencarnación?... ¿no será que esa reencarnación (si es que se le puede llamar así) tuvo un propósito y no nomás fueron vueltos carne?...

¿Quién enseñó que un alma vuelve cuando dejó algo pendiente?... ¿es una enseñanza teorica eso?, rabínica?... válida?... aceptable delante de los ojos de El Eterno? o es una mezcla en el pueblo de las culturas orientales en donde a la reencarnación se le ve tan normal, imagínese nomás si me topara con un animal que en otra vida fue mi padre, o mi abuelo, y por algún accidente lo maté. Y puedo seguir más y más ahondando, diciendo por ejemplo quién es culpable, yo por matarlo por accidente o él por reencarnar en un ser inferior, quién decide en qué animal, como se da este proceso... etc.

Toda Rabá Rabí

Ya'akob

Respuesta a cargo de R' David ben Israel:  

Shalom Ya'akob:

En ningún momento dije que el objeto o amuleto descrito es intrascendente, sino que debe cerciorarse con un rabino competente de que el mismo es kosher. Asimismo aclaré que el uso de este tipo de objetos no es un precepto, sino algo optativo.

Aquí copio nuevamente la respuesta anterior, para que no queden dudas ni haya malos entendidos:
Es verdad que en algunos libros de kabala se mencionan sugerencias para protegerse del mal de ojo, envidia y demás flagelos similares. Un caso común es el de la mano con el ojo en el centro que usted cita. Solo que adquirir o colocar ese tipo de protecciones en la puerta de la casa o en el interior, no es un precepto, sino algo optativo. Esta permisión es siempre y cuando el objeto en cuestión sea estrictamente kosher (es decir, debe estar de acuerdo con las leyes de la Torá en un 100%. Puede consultar al rabino local para saber por algún objeto específico que venden donde usted vive).
De todos modos, como ya le dije, la portación de amuletos, o la instalación de objetos protectores en el hogar no consisten en un precepto, sino de una opción permitida. Aunque si desea mantener un estado íntegro con El Eterno, debe actuar acorde a lo estipulado por el versículo: "Serás íntegro -Tamim- con El Eterno, tu Dios" (Deuteronomio 18: 13) Es decir, prioritariamente, no debe llevar a su hogar ninguno de estos implementos que se venden para alejar el mal de ojo o la envidia, sino que debe estar íntegro con El Eterno, actuando acorde a Su voluntad, llevando una vida digna y honorable, cumpliendo Sus preceptos. El único objeto protector que debe cuidar de tener en su casa es el asignado por El Eterno mismo para resguardar el hogar, la mezuzá. Colocando una mezuzá apta en la puerta de su casa, y en las puertas de las habitaciones internas, estará muy bien protegido, más que mediante cualquier otro medio.
Como ve, no estoy para nada en contra de la utilización de amuletos u objetos similares permitidos por la Torá, solo que prioritariamente, uno debe evitar utilizarlos para situarse en un nivel más elevado de espiritualidad. Pero aquel que los usa, tras cerciorarse de que son kosher, está en todo su derecho.

Respecto a la fuente de las reencarnaciones, la halla únicamente en los libros de kabala, como el Zohar y otros similares. Esta ciencia es una enseñanza concreta de la Torá oral, afianzada por los sabios de todos los tiempos, desde Rabí Shimon bar Iojai y los que le precedieron y sucedieron, hasta los que vivieron en los últimos tiempos, como Rab Iosef Jaim (Ben Ish Jai) o Jafetz Jaim.

Me referiré ahora a lo que pregunta concerniente al cuidado que debe tener con los seres que habitan el mundo, teniendo en cuenta que puede haber en ellos almas de ancestros suyos.

Es verdad, esa posibilidad existe. Pero el cuidado que debe tener, consistirá en actuar acorde a lo que estipula la ley judía -halajá-. Por ejemplo, existe una ley que prohíbe hacer sufrir a los animales vanamente. Respetando estas leyes, con certeza no hará nada que pueda perjudicar a otro ser humano, o a su alma. Y si por accidente, comete un daño a un animal, un vegetal, o mineral, y en ellos había un alma, en ese caso, dado que actuó usted acorde a la ley, y se trató de un accidente, lo más probable es que a través de ese acto, logre rectificar el alma que había en ese ser. Pues es posible que reencarnó en tal animal o vegetal, con el fin de sufrir un fustigación que le permita rectificarse y alcanzar el nivel supremo en las Alturas Celestiales.

Le transmito mis mayores deseos de que siga progresando espiritualmente, como lo demuestra a través de sus preguntas.

Shalom y hatzalajá

R' David ben Israel 

Indice de Preguntas

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Untitled Document