Preguntas y respuestas

Preguntas al Rabino

Respuesta número: 1867

Pregunta enviada por: Fabio

Tema: Estudio de antaño

Estimado Rabino David ben Israel:

Gracias por prestar este servicio a la comunidad, mi interes es saber cual es la forma en que se transmitió la Torá al principio, cuando la recibieron los primeros judíos.

Gracias

Fabio

Respuesta a cargo de R' David ben Israel:  

Shalom Fabio:

Luego de producirse la salida del pueblo de Israel de Egipto, al hallarse los judíos en el desierto, camino a la Tierra Prometida, El Eterno otorgaba un precepto a Moshé, y le suministraba también la explicación del mismo.

Es decir, primero le comunicaba el precepto, y a posteriori la explicación, que incluía todos los detalles y pormenores que constan en la Torá.

Luego de aprender directamente de El Eterno, Moshé transmitía esas enseñazas al grueso del pueblo.

Esto acontecía así:

Moshé ingresaba a su tienda, y a continuación se presentaba allí Aharón. Moshé le enseñaba a Aharón el precepto que recibió del Eterno una vez, y luego la explicación del mismo. Tras ello, Aharón se sentaba a la derecha de Moshé.

Luego ingresaban Elazar e Itamar, los hijos de Aharón, y Moshé les enseñaba lo mismo que había dicho a Aharón. Tras escuchar, se sentaban uno a la izquierda de Moshé, y el otro a la derecha de Aharón.

Después llegaban los setenta ancianos. A ellos Moshé les trasmitía lo mismo que había enseñado a Aharón y sus hijos.

Ulteriormente ingresaba la multitud, y todo el que solicitaba la palabra del Eterno. A ellos enseñaba Moshé lo mismo que había instruido a Aharón, a sus hijos, y a los setenta ancianos.
Conclusión:

Aharón escuchaba el precepto de boca de Moshé cuatro veces, sus hijos la escuchaban tres veces, los 70 ancianos dos veces, y el resto del pueblo, una vez.

En ese momento Moshé se retiraba, y Aharón explicaba a todos los presentes, el precepto que escuchó cuatro veces de boca de Moshé.

Tras la explicación, con la cual sus hijos escucharon el precepto cuatro veces (3 de boca de Moshé y 1 de boca de Aharón), Aharón se retiraba. Entonces, Elazar e Itamar enseñaban el precepto aprendido a todos los presentes. A continuación, los hijos de Aharón se retiraban.

Para esto, los 70 ancianos escucharon el precepto cuatro veces, 2 veces de boca de Moshé, una vez de boca de Aharón, y una vez de boca de Elazar e Itamar. Por eso, ahora ellos enseñaban el precepto aprendido a todos los presentes.

De esta manera, la totalidad de los asistentes escuchaban el precepto cuatro veces. Una vez de boca de Moshé, Una vez de boca de Aharón, Una vez de boca de Elazar e Itamar, y Una vez de boca de los 70 ancianos.

Luego, los que estuvieron presentes, salían a enseñar a aquellos que no asistieron, lo que escucharon de boca de Moshé.

En tanto, a cada uno de los preceptos abordados en la clase, lo escribían en pergaminos -meguilot-.

Posteriormente los más dotados salían a enseñar al grueso del pueblo la correcta lectura del precepto que escribieron, hasta que se tornaban duchos en la pronunciación del mismo.

Seguidamente les enseñaban la explicación de ese precepto, que fue dada por el Eterno. Esta explicación, incluía gran cantidad de detalles y pormenores.

Shalom y hatzalajá

R' David ben Israel

 

 

Indice de Preguntas

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Untitled Document