La Escalera para llegar al Cielo

En la plegaria de Rosh Hashaná, y también en la de Iom Kipur, está escrito: En Rosh Hashaná cada criatura pasa delante de Di-s, como lo hacen los animales del rebaño delante del pastor, a quienes hace pasar debajo de su vara uno a uno para contarlos. De esta forma cada uno de los seres vivos pasa delante de Di-s, y Él los juzga, determinando en ese momento cuál será su futuro.

En Rosh Hashaná se escribe el decreto, y en Iom Kipur se sella la sentencia. Quien sanará, y quién enfermará, quién vivirá y quién morirá, quién errará y quién se establecerá, quién empobrecerá y quién enriquecerá, quién caerá y quién se levantará.

Tras esta declaración, en el libro de oraciones -Majzor- dice: “pero la plegaria, la caridad y el ayuno hacen pasar los malos decretos”.

Esta es la forma en que este texto citado está escrito en el libro de oraciones -Majzor- en hebreo:

Apreciamos que sobre la palabra “teshuvá” -arrepentimiento- está escrito “Tzom” -ayuno-. 

Sobre la palabra “tefilá” -plegaria- está escrito “kol” -ayuno-. 

Sobre la palabra “tzedaká” -caridad- está escrito “mamón” -dinero-.

Estas palabras que están escritas sobre “teshuvá”, “tefilá” y “tzedaká”, son los medios que conllevan a lograr la “teshuvá”, “tefilá” y “tzedaká”.

Conclusión 

El ayuno -tzom- ayuda a desprenderse del materialismo y lograr el arrepentimiento por las malas acciones -teshuvá-. 

La voz -kol-, es la pronunciación de las palabras de la plegaria en voz audible, y conlleva a una plegaria -tefilá- con más concentración y devoción.

El dinero -mamón-, es el medio que nos permite ayudar al prójimo materialmente -tzedaká-.

Además

Estos tres elementos “tzom” -ayuno-, “kol” -voz- y “mamón” -dinero- son los medios que nos permiten subir la “escalera” que conduce al Cielo, y lleva a nuestro Padre Celestial. 

Es la misma escalera con la que soñó el patriarca Yaakov, el padre de las doce tribus de Israel. “Salió Yaakov de Beer Shava, y fue a Jarán. Oró en ese lugar, y pernoctó allí porque se puso el sol. Tomó de las piedras del lugar, las puso a su cabecera, y durmió en ese lugar. Soñó, y he aquí una escalera -sulam- está apoyada en la tierra, y su cúspide llega al Cielo, y he aquí, ángeles de Di-s ascienden y descienden por ella” (Génesis 28: 10-12)

Al ser que tanto el “tzom” -ayuno-, como “kol” -voz- y “mamón” -dinero- son los elementos que nos permiten subir la escalera -sulam- que conduce al Cielo, por eso debemos esforzarnos en cumplir los tres, sin desestimar ninguno.

--------------------------------------------

Sulam –escalera- en letras hebreas se escribe así:

Calculamos ahora el valor numérico de “Sulam”

Los elementos con para subir la escalera

Calculemos ahora el valor numérico de “tzom” -ayuno-, “kol” -voz- y “mamón” -dinero-

Comencemos con “tzom” -ayuno-

Tzom en hebreo se escribe así:

Calculemos el valor numérico de “tzom”

“Kol” -voz- en hebreo se escribe así:

Calculemos el valor numérico de “kol”

“Mamón” -dinero- en hebreo se escribe así:

Calculemos el valor numérico de “mamón”

Hemos visto que tanto “tzom” -ayuno-, como “kol” –voz-, y “mamón” -dinero-tienen el mismo valor numérico que “sulam” -escalera-. 

Es porque se trata de los elementos que nos permiten subir el “sulam” -escalera- y llegar a Di-s para pedirle que nos complazca en el día del juicio, y sentencie para nosotros un año bueno, próspero, y bienaventurado.

Untitled Document

 

Indice de Numerología  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin