Numerología 

La alabanza llamada Kadish 

El kadish

El kadish es una alabanza sublime, compuesta por los sabios en honor a Di-s. La misma fue construida sobre la base de versículos que profetizan lo que acontecerá en los tiempos de la redención final. “Mi nombre será engrandecido y santificado -dice el Eterno-”. (Yejezkel 38: 23). “En ese día Di-s será uno y Su nombre uno” (Zejaría 14: 9)

El contenido del citado versículo de Yejezkel, fue colocado al principio del kadish “sea santificado y engrandecido el gran nombre (de Di-s)”.

El texto completo de la primera parte del kadish, que es el enunciado del mismo, es este:

En fonética: “itgadal veitkadash shméh rabá. Vealma di bará kirutéh, vaiamlij maljutéh, vejaiejón ubiomejón, ubejaié dekol Israel, bagalah ubizmán kariv beimrú amén”.

La traducción es esta: “sea santificado y engrandecido el gran nombre (de Di-s), en el mundo que creó acorde a Su voluntad, y sea establecido Su reinado durante nuestras vidas, y en nuestros días, y en vida de todo Israel, pronto y en breve, y digan amén”.

Cuando se recita el enunciado del “kadish”, la congregación responde “ihieh shmei rabah mabaraj lealam ulolmei almaiáh”, que significa, “Sea Su gran nombre bendecido por siempre jamás”.

En esta frase hay 7 palabras y 28 letras.

Veamos esta frase en su original en hebreo

Ahora veamos por que decimos que hay siete palabras

Ahora veamos las 28 letras

Estos valores, 7 palabras y 28 letras, son exactamente los mismos que encontramos en el primer versículo del Pentateuco.

La creación

El primer versículo del Pentateuco es “Bereshit bará E’lohim et hashamaim veet haaretz”. La traducción es “En principio creó Di-s a los cielos y a la tierra”

En su original en hebreo, este versículo se escribe así:

Ahora veamos por que decimos que hay siete palabras

Ahora veamos las 28 letras

 

Los 10 mandamientos

El versículo que precede a los 10 mandamientos también tiene 7 palabras y 28 letras. El citado versículo versa “Vaidaver E’lohim et col advarim ahele leemor”. La traducción es “Habló Di-s todas estas palabras diciendo”

En su original en hebreo, este versículo se escribe así:

Ahora veamos por que decimos que hay siete palabras

Ahora veamos las 28 letras

 

De aquí deducimos, que quien pronuncia con todas sus fuerzas “ihieh shmei rabah mabaraj lealam ulolmei almaiáh”, se asocia a la creación del mundo, y a certifica su fidelidad en los diez mandamientos.

Es necesario aclarar que, hay comunidades, principalmente las de procedencia sefaradita, cuyos integrantes, al escuchar kadish, acostumbran recitar el párrafo de la respuesta completo.

El mismo tiene 28 palabras, y se lo recita completo para cumplir con lo que dice el Salmo (11: 6): “la fuerza de Sus actos comunicó a su pueblo”.  Esta palabra, “fuerza”, en hebreo es “coaj”, y su valor numérico es precisamente 28.

La respuesta completa al kadish es esta: “ihieh shmei rabah mabaraj lealam ulolmei almaiáh, itbaraj, veishtabaj, veitpoar, veitromem, vaitnase, veithadar, veithalel, veithalal, Shméh deKudsha Brij Huh. Leela mi col birjatáh, veshiratáh, tushvejatáh, venejamatáh, dehamirán vealmáh”.

El significado es, “Sea Su gran nombre bendecido por siempre jamás. Sea bendecido, alabado, glorificado, enaltecido, exaltado, elogiado, homenajeado y alabado, el nombre de Di-s. Por encima de toda bendición, canto, alabanza y loor, que son pronunciados en el mundo”.

Aquí apreciamos que en la respuesta hay 28 palabras.

La mayor parte del texto del kadish está en arameo, la lengua hablada por los judíos en aquella época. Sin embargo, hallamos en el kadish, 10 palabras en hebreo.

Estas son las diez palabras en hebreo que aparecen en el kadish:

“Sea santificado y engrandecido el gran nombre (de Di-s), en el mundo que creó acorde a Su voluntad, y sea establecido Su reinado durante nuestras vidas, y en nuestros días, y en vida de todo Israel, pronto y en breve, y digan amén.

Sea Su gran nombre bendecido por siempre jamás. Sea bendecido, alabado, glorificado, enaltecido, exaltado, elogiado, homenajeado y alabado, el nombre de Di-s. Por encima de toda bendición, canto, alabanza y loor, que son pronunciados en el mundo”.

Estas 10 palabras que hay en el kadish en hebreo, son en contraposición a las 10 pronunciaciones mediante las cuales Di-s creó el universo. Por eso en el kadish se dice “sea santificado y engrandecido el gran nombre (de Di-s), en el mundo que creó acorde a Su voluntad”

Estas son las 10 pronunciaciones

La primera vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos en la creación de la luz. “Dijo Di-s sea la luz y fue la luz” (Génesis 1: 3)

La segunda vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos en el momento en que el Eterno separa las aguas de arriba de las aguas de abajo, a través del firmamento. El versículo que narra este suceso declara. “Dijo Di-s sea expansión entre las aguas para que divida entre aguas y aguas” (Génesis 1: 3)

La tercera vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos cuando el Eterno ordena a las aguas que en ese momento eran más livianas y se encontraban en un estado semi gaseoso, que se compriman, haciéndose más pesadas, y se reúnan en un lugar, para que quede descubierta la tierra seca. (Midrash Raba). El versículo que narra este suceso declara. “Dijo Di-s, reúnanse las aguas de debajo de los cielos en un lugar y véase lo seco, y fue así” (Génesis 1: 9)

La cuarta vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos en la creación de los vegetales. “Dijo Di-s produzca la tierra vegetación, hierba que de simiente, árbol frutal que produzca frutos según su especie, que esté su simiente en él, sobre la tierra, y fue así” (Génesis 1: 11)

La quinta vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos en la creación de los astros. “Dijo Di-s sean lumbreras en la expansión de los cielos, para separar entre el día y entre la noche, y sean por señales, y para tiempos, y para días y años” (Génesis 1: 14)

La sexta vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos en la creación de los seres vivos. “Dijo Di-s produzcan las aguas seres vivientes, y ave que vuele sobre la tierra, sobre la faz de la expansión de los cielos” (Génesis 1: 20)

La séptima vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos en la creación de los animales. “Dijo Di-s produzca la tierra ser vivo según su especie, animales domésticos y reptiles y animales salvajes terrestres, según su especie, y fue así”. (Génesis 1: 24)

La octava vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos en la creación del hombre. “Dijo Di-s hagamos al hombre, a nuestra imagen y semejanza, y que domine en los peces del mar y en las aves de los cielos, en los animales y en toda la tierra y sobre todo reptil que repta sobre la tierra” (Génesis 1: 26)

La novena vez que consta la expresión “Dijo Di-s” la encontramos en la creación del alimento del hombre, es decir, cuando el Eterno torna a los vegetales aptos para comer. “Dijo Di-s he aquí di a ustedes a todo vegetal que da simiente que hay sobre la faz de toda la tierra, y a todo árbol frutal que tiene fruto que da simiente, para ustedes será para comer” (Génesis 1: 29)
Estas son las nueve veces que consta en el Pentateuco la expresión “Dijo Di-s”. Sin embargo, nuestros sabios dijeron que el universo fue creado mediante diez pronunciaciones. (Mishná Pirkey Abot 5: 1)

Si es así, ¿dónde está la décima?.

La décima pronunciación, es en realidad la primera, pues se trata del primer versículo del Pentateuco: “En principio creó Di-s a los cielos y a la tierra”. (Génesis 1: 1)

Esto lo sabemos porque los sabios revelaron que la creación de los cielos y la tierra aconteció mediante una pronunciación de Di-s. ¿De dónde sabemos esto?. Lo aprendemos del versículo que consta en el libro de los Salmos 33: 6 “Por la palabra de Di-s los cielos fueron hechos...” (Talmud tratado de Meguilá 21b)

Estas son las 10 pronunciaciones mediante las cuales Di-s creó el universo. En recuerdo de las mismas hay en el kadish 10 palabras de alabanza al Eterno. 

Sin embargo, pese a ser verdad que en el kadish 10 palabras de alabanza al Eterno, apreciamos que las mismas no están todas juntas, sino dos al comienzo “Sea santificado y engrandecido” y ocho en el medio del kadish “Sea bendecido, alabado, glorificado, enaltecido, exaltado, elogiado, homenajeado y alabado”.

¿A qué se debe tal separación?

Para comprenderlo, debemos decir que Di-s entregó al pueblo judío 10 mandamientos.

Estos son los 10 mandamientos

“Yo soy Hashem, tu Di’s que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de siervos.

No habrá para ti otros dioses fuera de Mi. No harás para ti estatuas, ni imágenes de lo que hay arriba en el cielo, y de lo que hay abajo en la tierra, y lo que está en el agua abajo en la tierra. No te prosternes a ellos, y no los sirvas, pues Yo soy Hashem, tu Di’s, Di’s celoso, que recuerdo el pecado de los padres sobre los hijos, sobre la tercera y cuarta generación, a quienes Me aborrecen; y hago bondad a miles de generaciones, a quienes Me aman y guardan Mis preceptos.

No tomes el nombre de Hashem tu Di’s para engañar, pues no tornará limpio Hashem a quien tome Su nombre para engañar.

Recuerda el día de Shabat para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu labor, y al día séptimo es Shabat para Hashem tu Di’s; no harás ningún trabajo, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, tu animal, y el peregrino que esté en tus portones. Porque en seis días hizo Hashem los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y descansó el día séptimo, por eso bendijo Hashem al día de Shabat y lo santificó.

Honra a tu padre y a tu madre, para que se te prolonguen tus días sobre la tierra que Hashem tu Di’s te da.

No asesines.

No prostituyas.

No robes.

No declares contra tu prójimo falso testimonio.

No codicies la casa de tu prójimo. No codicies la mujer de tu prójimo, su siervo, su sierva, su toro, su burro y todo lo que sea de tu compañero”. (Shemot 20: 2) 

Estas diez pronunciaciones mediante las cuales fue creado el universo están investidas en los diez mandamientos. 

El detalle de estos diez mandamientos no fue dicho por Di-s al pueblo en forma directa. Ya que inicialmente Di-s pronunció 2 mandamientos, y los otros 8 Di-s los dijo a Moshé, y Moshé al pueblo. 

Por esta razón, al ser que hubo separación entre los 2 mandamientos iniciales, y los 8 restantes, de la misma manera, en kadish, existe separación entre las 2 primeras alabanzas y las 8 restantes. (Beit Yosef)

Untitled Document

 

Indice de Numerología  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin