Festividades Judías

Los cuatro preceptos de la festividad de Sucot

El 15 de Tishrei se festeja la fiesta de Sucot –la Fiesta de las Cabañas-. 

El próximo miércoles 12 de Octubre corresponde, en el calendario hebreo, al 15 de Tishrei. En ese día, con la puesta del sol, comienza la festividad de Sucot. 

Esta festividad consta explícitamente en el Pentateuco: “Habló El Eterno a Moshé diciendo, háblales a los hijos de Israel y diles: el día 15, del mes séptimo este, es la fiesta de las Cabañas, siete días, para El Eterno”. (Levítico 23: 33-34)

El motivo de esta festividad es, en conmemoración de las cabañas en las que nos hizo habitar El Eterno cuando nos sacó de Egipto. Tal como está escrito: En cabañas ("sucot") residiréis durante siete días, todo ciudadano de Israel residirá en cabañas. Para que sepan vuestras generaciones que en cabañas Hice residir a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto". (Levítico 23: 42-43)

Por tal razón, tal como lo indican los versículos, antes del comienzo de esta festividad, construimos cabañas para habitar en ellas por espacio de una semana. 

Otro precepto

En la festividad de Sucot, existen otros preceptos además de la cabaña. Uno de ellos es el de las cuatro especies. El mismo también consta en el Pentateuco.

"A los quince días del mes séptimo cuando recolectéis la cosecha de la tierra celebraréis la festividad de El Eterno siete días.... y tomaréis para vosotros en el primer día un fruto de árbol magnífico, palmas de palmera datilera, rama de árbol frondoso, sauces de arroyo, y os alegraréis delante de El Eterno, vuestro Di’s siete días...” (Levítico 23: 39-40)

De las palabras mencionadas por los versículos apreciamos, que en la festividad de Sucot se deben tomar cuatro especies. Ellas son:

“palmas de palmera datilera” – en hebreo llamadas “Lulab”
“un fruto de árbol magnífico” -el cidro-, en hebreo llamado “Etrog” 
“rama de árbol frondoso” -mirto- en hebreo llamado “Adás”
“sauces de arroyo” en hebreo llamado “Arabá”

Un motivo de las 4 especies


El “Etrog” -cidro- tiene forma parecida a un corazón. Al cumplir con él el precepto de tomarlo en la fiesta de Sucot, actúa como medio expiatorio de los pecados cometidos a través de pensamientos salidos de nuestro corazón.

El “Adás” -mirto- tiene las hojas similares a ojos. Al cumplir con él el precepto de tomarlo en la fiesta de Sucot, actúa como medio expiatorio de los pecados cometidos a través de nuestros ojos. Como está escrito: no os desviéis detrás de vuestros corazones y detrás de vuestros ojos (Números 15: 39)

El “Arabá” -sauce- se parece a los labios. Al cumplir con él el precepto de tomarlo en la fiesta de Sucot, actúa como medio expiatorio de los pecados cometidos a través de nuestros labios, que pronunciaron palabras inadecuadas.

El “Lulab” -palma de palmera- tiene un solo corazón. Así también Israel, tiene un único corazón, dirigido solo hacia el Padre Celestial –Di-s-. (Taamei Haminaguim 791)


Otros dos preceptos

Estos dos preceptos citados, constan explícitamente en el Pentateuco. Pero también hay otros dos preceptos que deben cumplirse en la festividad de Sucot, y no están escritos en el Pentateuco, sino que se recibieron por tradición.

Estos dos preceptos son

-Erigir el sauce (“arabá”) a los flancos del altar en el Santo Templo. 

-Verter el agua en los hoyos que llegan hasta el abismo en el Santo Templo. 

Pese a lo que dijimos sobre estos últimos dos preceptos, que fueron recibidos por tradición, debemos informar, que existen algunos sabios, quienes sostienen, que estos preceptos también constan en el Pentateuco.

Aba Shaul lo deduce de “sauces de arroyo”, que al estar este término en plural, enseña acerca de dos sauces: uno para el “lulab” (en referencia al que se toma con las cuatro especies), y uno para erigir a los flancos del altar (Tosefta 3: 1; Guemará Sucá 34ª). 

Rabí Akiva realiza la conjetura correspondiente al vertido del agua, de lo que versa (Números 29: 31): “y en sus libaciones” – vemos que son al menos 2 libaciones, pues está en plural: una es la libación del agua y la otra, la del vino. (Todo el año se vertía en los hoyos del Templo Sagrado vino, pero en Sucot, vino y agua – Mishná Sucá 4: 8-9)

Una pregunta

¿Por que causa dijo la Torá que viertan agua en la fiesta?. 

Es porque la festividad de Sucot marca el inicio del tiempo propicio para el descenso de las lluvias. Y esto fue estudiado en la Mishná (Rosh Hashaná 1: 2), pues allí consta: “En la fiesta somos juzgados por las aguas”. Se entiende de aquí, que Di-s nos está diciendo: “viertan delante de Mí agua en la fiesta, para que sean bendecidas para vosotros las lluvias del año”.

Una historia alusiva

Rabí Simja Bunam contó, que las sagradas palabras de la Torá son como la lluvia que desciende sobre la tierra. Así como respecto a las precipitaciones no se manifiesta visualmente su influencia sobre la vegetación hasta después que pase un tiempo, y luego que el sol se haga un lugar entre las nubes y comience a brillar. Del mismo modo acontece con las palabras de Torá, cuando las escuchamos, no notamos que afecten directamente nuestra conducta y modales, o manera de pensar, pero estemos seguros que finalmente realizarán su cometido. Solo ocupémonos de ingresar a las salas donde disertan los que saben, y prestemos oídos a lo que dicen, y el beneficio vendrá automáticamente.

El motivo por el cual decimos esto es, porque sabido es, que quien nos incita a violar los preceptos encomendados a nosotros por el Creador, es el instinto malo. El mismo se asemeja al hierro que ha sido dispuesto sobre el fuego, resultando que todo el tiempo que permanezca en esa situación, el material permitirá ser manipulado, modelado y trabajado a voluntad. De esta manera el artesano podrá construir con él todo tipo de utensilios. 

Así ocurre con el instinto malo, cuya resistencia cede únicamente frente a las palabras de Torá, las cuales se asemejan al fuego, tal como lo declara el versículo: “A Su diestra, la ley de fuego para ellos”. (Deuteronomio 33: 2 - Abot de Rabí Natán Cap. 16)

Este versículo que citamos, enseña, que la Torá estaba escrita desde tiempos de antaño, delante del Creador, en fuego oscuro sobre fuego blanco, y entregó a ellos -al pueblo judío-, las tablas que fueron escritas con Su diestra. (Rashi en Deuteronomio 33: 2)

Resulta, que al ingresar palabras de Torá a nuestro interior, el instinto malo sucumbe y permite que hagamos con él lo que queramos. Solo que cuando cesamos de hacerlo, el mismo recobra sus fuerzas. Por ello, es menester mantener en este punto constancia, incorporando constantemente nuevos conocimientos de las Sagradas Escrituras, para no permitir al instinto malo recuperación alguna, y que de ese modo nos modele a su gusto. Somos nosotros los que debemos modelarlo a él, tal como lo enseña el versículo: “Has de amar a El Eterno con tus corazones”. (Deuteronomio 6: 5)

Esta palabra “corazones” está en plural, - en el original en Hebreo se nota claramente la inclusión de una letra -“bet”- adicional lo cual manifiesta que el versículo habla de dos corazones en cada individuo. El motivo de la palabra corazones en plural es, para hacer alusión a las dos tendencias del corazón de la persona, la tendencia hacia el bien, y la tendencia hacia el mal. 

Esto implica, que el individuo debe servir al Creador con el instinto bueno (su tendencia del corazón a hacer el bien), y también con su instinto malo (su tendencia del corazón a hacer el mal), al cual deberá modelar a través del fuego de la Torá. (Mishná Berajot 9: 5)

Sea la voluntad de Di-s que paséis una festividad de Sucot con mucha alegría, y que sea esta un año bueno y próspero para todos. Un año en el que nada falte en los hogares, y solo se vean rostros rebosantes de alborozo, felicidad y paz

Indice de Festividades  
 
 

 

Conoce la energía de tu nombre

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin