Festividades Judías

9 de Av

En Vísperas de las Tristeza

Pensar que pasaron más de 1900 años de la segunda destrucción del Gran Templo de Jerusulem y aun recordamos las fechas trágicas...

¿Cuándo vimos que una nación, país o pueblo "conmemore" sus fechas tristes? Más bien todos tienden a querer borrar del mapa los hechos trágicos para la nación, para olvidar el dolor... pero nosotros no somos así, pues, de todos los sucesos debemos aprender; no solamente de los victoriosos…
Y como somos concientes de que todo lo que sucede es manejado por un Ser Supremo, hacemos memoria para poder reparar los errores de nuestros antepasados que desencadenaron tales tristezas y desazón.

El Talmud cuenta que el motivo de la destrucción del primer Bet Hamikdash fue que el pueblo de Israel había caído en los tres pecados capitales: idolatría, adulterio y asesinato; las faltas más graves para Hashem.
Pasaron 70 años y el Bet Hamikdash se reconstruyó. Ya no ocurrían los mismos milagros que sucedían en el primer Templo Sagrado, pero aun así, ¡era asombroso observar como hasta los mismos gentiles traían sacrificios para Di-s!

Luego tuvimos que soportar nuevamente la tristeza, ya que luego de varios años y en la misma fecha (9 de Av), se destruyó el Segundo Templo de Jerusalem. Y hasta ahora estamos sufriendo las consecuencias pues aun no está con nosotros el tercer Templo.

Cabe preguntar, ¿por qué el primer Templo se reconstruyó, mientras que el segundo nunca más volvió a estar en pie?

Vayamos al punto clave... ¿cuál fue el motivo "verdadero" de la destrucción de segundo Templo? El Talmud comenta que esto sucedió por el pecado de "sinat jinam", es decir, odio gratuito. Un momento… ¿Qué entendemos por "gratuito"?, ¿acaso existe un odio "pago”?

Lo primero que se nos viene a la mente al escuchar la palabra “gratuito”, se refiere a odiar sin motivo alguno, odiar por "amar" el "arte" del odio, del orgullo interno...

Pero vayamos más a la esencia de la palabra…

El iehudí que tiene una pulcra emuná (Fe), sabe y es conciente que cada acto que las personas hacen en contra de uno (o de unos), no es más que una orden de Hashem.

Si realmente sentimos que nadie puede mover un dedo en la Tierra sin ser decretado por Di-s antes, recibe lo que le toca con amor y no se queja, las cosas cambiarían; nuestras vidas cambiarían...

Debemos tener claro que el concepto de "Fe" no es sinónimo de "optimismo", sino que "Fe" es saber que aun los sucesos "malos" o desagradables a nuestros ojos, tienen un fin positivo para nuestras vidas. "Fe" sí es sinónimo de sentir y creer que todo lo que pasa es mandado por Hashem y no hay mejor que eso para nosotros.

En una oportunidad una mujer no judía se me sentó al lado en el colectivo.
Comenzó a preguntarme varias cosas, dentro de ellas: "¿tu crees que Di-s hizo al mundo?". Le contesté: "dígame una cosa, ¿usted puede ver un libro y afirmar que había una par de hojas sueltas y tinta, y que esta se cayó sobre ellas y así se editó el mismo?, ¡claro que no!, así como el libro es editado por una persona, el mundo fue creado por un Creador".

"¿Y realmente Di-s escucha nuestros rezos?", preguntó con inocencia.
"Claro que sí, simplemente que no todo lo que pedimos nos hace bien o lo merecemos. Por ejemplo, una persona puede pedir dinero, ¿pero quién dice que ese dinero le va a hacer bien?, tal vez le va a provocar orgullo, ¡y no va a saber agradecerle a Di-s su regalo!, solamente Alguien que está por sobre nosotros sabe, supo y sabrá qué es bueno para nosotros y que no, que merecemos y que no...

En una oportunidad le preguntaron a un hombre de edad avanzada cuál era su secreto para vivir tantos años. El hombre contestó de la siguiente manera: "las personas a lo largo de la vida siempre viven quejándose y preguntándole a Hashem: ` ¿por qué me haz hecho esto?`, a esas personas Di-s las `llama` para darles la respuesta... como yo nunca me quejé, y siempre recibí con alegría todo lo que me mandó el Todopoderoso, entonces no tiene porqué `llamarme` para darme una respuesta..."

Esto es el secreto para la felicidad, saber y sentir que nadie mueve un dedo en la Tierra si Hashem no le dio el permiso para hacerlo; que Di-s tiene muchos enviados. Porque en caso contrario, estaríamos actuando como aquel perro que es golpeado por su dueño con un palo, y en vez de "atentar" contra el "dueño", se dirige hacia el "palo". Si este animal pensaría un momento, se daría cuenta que el "palo" no es mas que un "enviado" del "dueño", pero el que realmente lo golpeó fue el hombre.

Salvando las distancias, con nosotros sucede lo mismo: si pensamos que tal persona nos "atacó" o "dañó" y por eso nos vamos a "vengar" o sentir odio hacia ella, estamos actuando como aquel perro que "atenta" contra el "enviado del dueño"... las personas son enviadas del "Dueño de Todos los dueños".

Es muy difícil, claro que sí, pero debemos trabajar para poder lograr esta meta que hace que encaremos la vida de una manera más positiva. Desde otro enfoque.

Como conclusión y volviendo al tema inicial, podemos entender que "todo odio que es sentido hacia otra persona, aun que posea un motivo “superficial” (como ser un daño moral, monetario o verbal), se llama gratuito", pues, si sabemos que este acto fue supervisado por Di-s, no llegaríamos a odiar a nadie; pues si pasó, quiere decir que debía pasar. ¿Acaso Di-s iba a permitir que pase tal suceso si Él realmente no deseaba que suceda?

El motivo a simple vista tal vez cueste entenderlo, o no se entienda en su totalidad, pero justamente la prueba es esa: confiar o no confiar.

Quizá ahora entendamos un poquito más por qué el primer Templo se reconstruyó, y el segundo aun no.

Volvamos a recordar cuáles fueron los pecados que provocaron la destrucción del primer Templo: idolatría, adulterio y asesinato. ¿Cuánto tiempo pueden durar los placeres mundanos?, ¿cuánto uno puede idolatrar, adulterar o asesinar?, llega un momento en el que la persona se "aburre" y deja de hacerlo, justamente por eso tardaron "sólo" unos 70 años para que se puede construir nuevamente, pues, los placeres tienen límites y pueden superarse con los años.

¿Y el segundo Templo?, ¿por qué se destruyó?, por odio gratuito... uy uy uy... eso sí que no tiene límite... el orgullo y la búsqueda de honores, ambicionan en escala ascendente a las personas dejándolas siempre inconformes con lo alcanzado.

Vayamos a los sucesos cotidianos:

¿Por qué una persona tiende a odiar a otra?, pues, seguramente porque no le gustó alguna de sus actitudes hacia su persona... ¿y qué es lo que desencadena esto?, la busca del honor, el orgullo propio, que nadie tiene "derecho" a tocarlo...
Claro, cuando nos enojamos, estamos afirmando sin hablar: "¡cuidado con quién te metes!, ¿acaso piensas que vas a poder con mi honor?, ¿¡eres más que yo?!".

Otro punto que debemos tener bien claro es si realmente queremos que venga el Mashiaj con la construcción del tercer Templo.

Aparentemente tenemos casas muy cómodas, lujosas, vivimos bien... ¿estamos verdaderamente dispuestos a dejar nuestro hogares, riquezas, e irnos a Israel, la Tierra Prometida?

Cuando afirmamos que deseamos que venga la redención, ¿es un sentimiento verdadero y puro, o simplemente lo decimos automáticamente, sin pensarlo?
Tal vez justamente por ese motivo, a veces Hashem nos manda a otros pueblos que nos humillan, para que entendamos que si aun el Bet Hamikdash no está construido, por más comodidades que podamos tener y disfrutar, Di-s no está feliz, pues, le falta su "casa". Más bien somos "nómades en una tierra extraña".

"Lloremos porque no sabemos por qué llorar", acostumbra a decir mi
Rab en nombre de su Rab (el Rab Iehudá Ades.)

La finalidad del ayuno no es la prohibición de no comer en sí, sino que, ayunar sin cambiar alguna actitud negativa no es "negocio"... el ayuno es un medio que eligieron nuestros Sabios para que lleguemos a la reflexión e introspección de nuestros actos. Eso quiere decir que la persona que hace el ayuno sin recapacitar absolutamente nada, no tiene mucho valor su esfuerzo ya que no está cumpliendo la principal finalidad del mismo: reflexionar.

Lo mismo sucede en Iom Kipur: "¿cuánto falta para que termine?", "¡uy!, ¡ya está, faltan tres minutos!", se escucha decir al público con “alegría”. Y suena como que empezamos el ayuno pensando en terminarlo y no en que sirva como un método de reflexión.

Y luego cuando termina, nos desesperamos por un pedazo de pan, y es allí cuando nos damos cuenta que cuando nos enorgullecíamos por nosotros mismos, no éramos más que una simple persona que necesita de lo material para poder subsistir. Como cualquier humano…

El Talmud dice que "toda época en la que no se reconstruye el Bet Hamikdash, es como que se hubiese destruido en esos días".
Cuando nos toca revivir este tipo de acontecimientos para nuestro Pueblo, debemos poner el pie en el freno y recapacitar sobre nuestros actos. A veces la rutina misma no nos deja pensar. Estamos “digitalizados” al igual que la tecnología…

Debemos alzar nuestras súplicas a Di-s para que nos haga volver como aquel entonces…

Cada uno es único e irreemplazable. Los rezos son indispensables para ello.

Recapacitemos mucho, miremos nuestros actos, y seguro que Hashem traerá cuanto antes el Mashiaj con la construcción del tercer Bet Hamikdash, pronto en nuestros días, amen.

Alan Owsiany

Indice de Festividades  
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin