Actualidad

La Hipocresía

La hipocresía es la creencias, opiniones, virtudes, sentimientos, cualidades, o estándares que se exigen en las demás personas, y que la persona en realidad no tiene o no sigue. (Wikipedia)

En algunas traducciones del Libro de Job, la palabra hebrea “chaneph” es traducida como "hipócrita", aunque en general significa "sin Di-os" o "profano".

“El hombre emplea la hipocresía para engañarse a sí mismo, acaso más que para engañar a los otros.”(Jaime Balmes) porque realmente a eso nos lleva la hipocresía a engañarnos a nosotros mismos.

Un joven le habla a un rabino y le pregunta: “Me siento extraño usando los tzizit cuando voy en auto a la sinagoga en Shabat. Mi rabino opina que no debería quitármelos, pero a mí me parece que estoy teniendo una actitud sumamente hipócrita”

El rabino al que le escribe le responde:

”Estimado Amigo nosotros, los seres humanos, estamos llenos de paradojas y contradicciones, empezando por el hecho que nuestra propia existencia es una unión de opuestos: un compuesto de cuerpo y alma, espiritualidad y materialidad. Esta paradoja se hace aún más compleja porque, incluso en sí mismo, nuestro lado espiritual está dividido: tenemos dos almas, dos personalidades en nuestro interior: un alma Divina, trascendente, y un alma terrenal, animalista. El resto... bueno, lo estás sintiendo en este preciso momento.

De modo que si dejáramos de hacer un movimiento hasta tanto cada una de las partes de las que estamos compuestos estuviera sincronizada con la otra, nunca podríamos siquiera llegar a levantarnos por la mañana. Estaríamos permanentemente deprimidos por nuestra hipocresía. La solución está en llegar a entender que fuimos creados por

Di-os, que nos dotó con una naturaleza paradójica y contradictoria, y que nuestra misión no es ser perfectos. Mejor dicho, en todo momento deberíamos hacer lo posible para asegurarnos que es nuestra alma Divina la que tiene la última palabra.

Sinceramente, no podemos decir que esto es hipocresía. Es ser contradictorio. Y la única persona que no es contradictoria es la que está enterrada.

Por esto es que tu rabino tiene razón. Cada mitzvá (precepto) que tú haces tiene un valor, independientemente de lo que esté sucediendo con el resto de tu vida, de tus sentimientos o de tu lucha interna

¿Por qué no hacer algo que está bien, simplemente porque todavía no has llegado a ser perfecto?

Entre tú y yo, la resolución fundamental sobre este punto sería no manejar en Shabat. Con la ayuda de Di-os, eventualmente llegarás también a estar preparado para dar ese paso.”

(Moshe Goldman / http://www.es.chabad.org)

Igualmente en el salmo 41 encontramos una muestra de la fe en Di-os para combatir la hipocresía.



“Para el Director del Coro, un Salmo de David. Dichoso aquel que cuida sabiamente del menesteroso. [Por lo tanto,] en el día de calamidad, A-donái lo salvará. A-donái lo preservará y mantendrá vivo; dichoso será en la tierra, El no lo entregará a merced de sus adversarios. A-donái lo fortalecerá en el lecho de enfermedad; todas sus dolencias se conmutarán [para bien] durante su enfermedad. En cuanto a mí, dije: "¡A-donái, apiádate de mí! ¡Cura mi alma, pese a que pequé contra Ti!" Mis adversarios hablan mal de mí; [dicen:] "¿Cuándo morirá, y su nombre perecerá?" Si [uno de ellos] viene a verme, habla [conmigo] hipocresía. En su corazón reúne información maliciosa; al salir, ¡entonces habla [de mí]! Todos mis enemigos murmuran en conjunto acerca de mí, en mi contra maquinan hacerme daño. [Dicen:] "¡El resultado de su malicia se derrama en su interior! Una vez que cayó enfermo, ¡que no se levante más!" Incluso mi aliado en quien confié, que come mi pan, hizo abundar en mi contra a los acechadores. Más Tú, A-donái, ¡apiádate de mí y álzame [de mi enfermedad]! Entonces les retribuiré [su merecido a mis enemigos]. Con esto sabré que Te satisfaces conmigo, que [no permitirás que] mi adversario cante victoria sobre mí. Yo, por mi candor, Tú me sostuviste y me alzaste [saludablemente] erguido ante Ti para siempre. Bendito sea A-donái, el Dios de Israel, desde [la creación de] el mundo hasta [las generaciones de] el Mundo [Venidero]. “

Son interesante las reflexiones, ambas validas en cuanto al tema de la hipocresía, de como tenemos una constante lucha interna entre el alma espiritual y el alma animal, entre lo físico y lo espiritual y con nuestra aproximación del prójimo, de cómo creemos que ellos nos observa o se comporta hacia nosotros.

Se tocan dos ejemplos de la hipocresía, una que viene de la kedusha y no es más que un constante crecer y mejorar, cuidando en no caer y el otro ejemplo que hay del perjudicar al prójimo, este viene del sitra hara (del mal).Como se describe en el libro de Job la hipocresía como “falta de Di-os” y es que las decisiones en las que no este Di-os presente posiblemente vengan del lado oscuro, no kadosh-sagrado del individuo.

Por un lado para ser mejores persona debemos ir refinándonos, dando paso a un mayor grado de espiritualidad, y no caer en la trampa de que no hago más porque no entiendo o porque si hago esto debería estar haciendo esto otro. No entendemos como al darle a un interruptor se enciende la luz o al atender un teléfono inalámbrico o celular podemos hablar con alguien al otro lado del mundo, lo hacemos y punto. Igualmente tomamos medicamentos que nuestro médico nos receta sin exigirle el porqué y cómo esta capsula funciona y si nos convence la usaríamos. Nos montamos en aviones o barco sin analizar porque siendo tan pensados no se hunden. Si tratáramos de entender cada cosa que hacemos estaríamos parados en el mismo lugar por largo tiempo. La vida es un constante crecer, en seguir adelante, en ser mejores y sobre todo es un acto de fe, de tener la certeza que el camino que Di-os nos señala es el correcto , que no hay mal en esa ruta, si mucho que hacer y que aprender pero con la real finalidad de ser , de ser seres físicos trayendo luz a un mundo material, donde el bien y mal están entrelazados, donde la “hipocresía” nos confunde momentáneamente hasta que logramos enrumbarnos en el camino de Di-os, con la fe y la certeza que lograremos ser lo mejor de nosotros.

Somos seres expuestos continuamente a la hipocresía, mentira, envidia, falta de fe, rabia…..porque constantemente estamos en una lucha entre nuestra alma baamit (animal) y nuestra alma espiritual, entre lo que deseamos y debemos, entre el ser y tener, entre dar y recibir, entre lo que es y lo que debería se…..esa lucha interna que debe materializarse a través de nuestro pensamiento, palabras y acción enrumbándonos a traer luz, compañerismo, ayuda, apoyo, auto superación, respeto, amor, fe, a recrear y hacer un mundo mejor, digno de la presencia de Di-os, donde todos entremos y cada uno aporte su diferencia .

Quiera Di-os que logremos traer a Mashiaj con nuestras acciones y que en nuestras diferencias y dilemas tanto internos como externos prevalezca la luz y harmonía, la paz y el amor, el dar y compartir, la fe y el respeto para realmente
lograr un mundo mejor.

Nelly kaufman de Klein

http://nellyklein.blogspot.com/

 

Últimos artículos publicados  

Escríbale a la autora


Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces