Actualidad

CUANDO ME ESCUCHE HASHEM

En estos días estaba con mi nieta de 4 años de edad y vimos pasar una joven mamá con su bebe, que resultó ser una amiga y al acercarse, mi nieta toco tiernamente al bebe y me comentó: “mira tiene chupón”

Le preguntó la señora a mi nieta:¿Quieres un bebe como ese para la casa?

Ella le respondió: “yo le pido a Hashen todos los días que me cuide, y le pedí un bebe con chupón” y seguidamente me preguntó : “¿Cuándo me escucha Hashem?

Le respondí: “Hashem te escucha todos los días, siempre”.

La pregunta me siguió dando vueltas en la cabeza “¿CUANDO ME ESCUCHA HASHEM?”

Seguramente nos escucha cada instante, cuando rezamos, pero también cuando le gritamos a alguien, cuando le pedimos con nuestras palabras, pero también cuando agredimos a alguien con nuestro vocabulario; cuando lloramos, pero también cuando hacemos algo no honesto……..

¿Sera que lo atormentamos tanto con tantas pequeñeces y exigencias que cuando realmente necesitamos algo ya no esta pendiente?, o es que ¿acaso ni siquiera tomamos tiempo de agradecerle de vez en cuando?, o es quizás parte del libre albedrio?

Hay salmos que hablan de que nos escuche Di-os, el salmo 40…”Pacientemente espere a Di-os y se inclino a mí y oyó mi clamor”

O en el rezo diario:”Y has,por favor; Hasem nuestro Di-os, que las palabras de TU Tora sean placentera en nuestra boca y en la boca de todo Tu pueblo Israel (tefila shajarit)

En la tefila de nuestras matriarcas aprendemos el ejemplo de cómo Sara, Rivka, Rachel, Lea pidieron por sus necesidades y agradecieron, o cómo nos enseñó Jana a rezar, en su murmurar, tan sólo moviendo los labios pero con el corazón.

¿Vale sólo el rezo que es espontáneo? ¿Y sí sale de la necesidad o dolor del momento? O ¿La tefila establecidas por los sabios es la única?, ¿Rezar sólo para satisfacer el instinto del momento? .No es malo ser espontáneo, ya que es franca, pero es más efectivo indudablemente, integrar nuestras peticiones a la tefila establecida, no sólo reflejando con nuestro ego o necesidad del momento

Las personas investimos la manifestación del alma a través de: pensamiento, palabras y acción.

La acción la producimos al realizar las mitzvot, las palabras para estudiar la tora, uniendo el pensamiento y la acción y a través de la tefila nos concentramos en los pensamientos más ocultos donde encontramos la presencia de Di-os.

¿Qué significa la palabra tefilá?

Hay dos traducciones que son literales y precisas. La palabra tefilá viene de la palabra palel, que significa "juzgar". La tefilá es un momento de balance personal, introspección, cuando la persona tiene tiempo para enfocarse, se mira a sí mismo y va a su interior para ver qué es lo que necesita, cuál es su situación, cuáles son sus faltas, cuáles sus cualidades, qué es lo que necesita de Di-os, y por qué debería Di-os dárselo. Este proceso de evaluación personal tiene lugar durante la tefilá.

En otro nivel, en otra traducción, tefilá significa "apego". Cuando rezamos, creamos un nexo entre nosotros y nuestro Creador. Tefilá es un proceso de poner las cosas en su lugar (Rab. H. Greenberg)

Dijo Rabi Shalom Shejna de Prohovitch: “Hay quienes trepan y se elevan hacia Hashem. Yo en cambio, donde yo estoy, allí está Hashem.”

Las palabras de Rabi Shalom Shejna pueden llegar a sonarnos como soberbias, lo que él nos está diciendo es que existen dos formas de estar cerca de Hashem.

1) Una es dedicando momentos específicos del día para intentar elevarnos espiritualmente y conectarnos con Hashem

2) Otra es trabajar sobre nuestro nivel de conciencia a través del estudio y de la meditación, hasta que sintamos la constante Presencia de Hashem todo el tiempo y en todo lugar.

Cuanto más siente la persona la cercanía de Hashem sobre cada aspecto de su vida, mayor será su tranquilidad y su paz espiritual y mayor será también su vitalidad y su energía interna para ser más y hacer más (Rabino Richard Kaufmann).

El rezo no sólo es pedirle a Di-os, es establecer una relación, es agradecer por lo que tienes, no sólo pedir lo que tú crees que te falta.

Pedirle algo con el corazón a Di-os lo hacemos muchos a menudo, sin embargo la tefila es un instrumento de fe, que nos saca de la rutina física diaria y nos une a la manifestación Divina, nos ayuda a apreciar las cosas naturales , nos capacita a descubrir a Di-os todo los días, en cada cosa y en cada acontecimiento, en cada sentimiento.

¿Entonces donde esta Di-os? Esta donde lo dejamos entrar, está en la tefila, en el cumplir mitzvot,en ser mentsh (correcto), en dar, en transformar……..en las palabras ingenuas de un niño, en su tefila, en el amor, en ser , en hacer, en cómo nos comunicamos……. en todo.

Nelly kaufman de klein

Últimos artículos publicados  

Escríbale a la autora


Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces