Comidas Tradicionales Judías

Sección de intercambio de 
Comidas Tradicionales Judías

Comidas para Pesaj

Hígado Picado

Esta receta sirve como entrada o entremés para los días de Pésaj y por supuesto, para disfrutar todo el año.

Necesitamos:

- 250 grs. de hígado de pollo
- 1 cebolla picadita
- 1/2 taza de nueces picaditas
- 2 huevos duros molidos
- sal
- pimienta
- aceite o schmaltz

Los hígados, por su alto contenido de sangre no se pueden kasherizar salándolos igual que el resto de las carnes, por lo tanto lo haremos poniéndolos en el grill de nuestro horno:

Partimos por lavarlos muy bien y enseguida los colocamos en una fuente o molde, cerca del grill (si no se tiene grill, podemos hacerlo en una parrilla sobre la
llama de la cocina o bien en una sartén de fondo grueso). Los dejamos un instante en el calor, hasta que comience a drenar la sangre, enseguida los sacamos y los lavamos muy bien, y nuevamente los ponemos en el grill, por el otro lado, para que vuelva a drenar más sangre. Volvemos a lavarlos y repetimos el proceso hasta que ya no salga más sangre.

Es importante hacerlo con la llama o el grill altos de modo que se conserven los centros rosados y se dore la parte externa, solamente.

Retiramos del fuego. Ahora ya están listos para ser consumidos.

En una olla colocamos una 1/2 taza de aceite vegetal o de Shmaltz (la grasa que se obtiene al derretir las menudencias del pollo) y la cebolla picadita. Dejamos
que se cocine muy lentamente, hasta que la cebolla se ponga translúcida (unos 20 minutos). Ahora agregamos los higaditos de pollo y dejamos cocinar unos 10 o 15 minutos más, con la olla tapada, hasta que los hígados estén cocidos pero no demasiado porque si no se ponen amargos.

Sacamos del fuego y, con la ayuda de un tenedor, molemos los higaditos, incorporando las cebollas y el aceite en el que se cocinaron. Agregamos los huevos y las nueces y, finalmente, aliñamos con sal y pimienta.

Hay quienes prefieren el hígado picado con una textura más suave, en ese caso hay que pasar la mezcla por el procesador de alimentos.

Los sefaraditas la prefieren así, con trocitos que se distinguen y una textura más gruesa, muy diferente al paté.

Se sirve frío en porciones individuales sobre hojas de lechuga o rodajas de tomate, para una rica entrada o bien, en una fuente para el aperitivo, rodeada de Matzá.

Que la disfruten!

Carolina

Indice de Comidas Tradicionales  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Untitled Document