Club Hebreo del Libro

Acerca de los sueños (Décima quinta parte):

Fuentes bíblicas:

Estornudar, como está escrito: “Sus estornudos resplandecen luz” (Job 41:10). 
La transpiración, como está escrito: “Con el sudor de tu frente comerás el pan” (Génesis 3:19). 
El movimiento suelto del intestino, como está escrito: “El que necesita aliviarse se apresura a abrirse y no morirá en el foso” (Isaías 51:14). 
La descarga seminal, como está escrito: “Él verá simiente y vivirá largos días” (Isaías 53:10). 
El dormir, como está escrito: “Yo estaría dormido, luego yo reposaría” (Job 3:12). 
El sueño, como está escrito: “Hazme soñar y dame vida” (Isaías 38:16).

Se continúa:

Seis cosas curan al enfermo de su enfermedad, y su cura es una cura completa. Estas son: El repollo, las remolachas, el poleo seco, el estómago de un animal, el útero de un animal, y el diafragma de un animal. Y hay quienes dicen: También los pescados pequeños, y no solo esto sino que los pescados pequeños hacen fructífero y fortalece todo el cuerpo de la persona.

Diez cosas devuelven a un enfermo a su enfermedad, y su enfermedad es más severa. Estas son: El que come carne de buey, la carne grasosa, carne asada, carne de pájaros, o un huevo asado, y el afeitarse, y los berros, y la leche y el queso, y el baño. Y hay quienes dicen: También las nueces. Y hay quienes dicen: También los pepinos.

Una enseñanza relacionada:

En la academia de Rabí Ishmael se enseñó la siguiente baraita: ¿Por qué se llaman los pepinos kishuim? Porque son severos – kashim - para el cuerpo como espadas.

Pregunta: 

¿Es realmente así? Pero he aquí que está escrito: “El Eterno le dijo a ella “Dos naciones - goim - están en tu vientre”, lo cual es interpretado así: No leas goim sino geiim, grandes hombres. Y Rav Iehuda dijo en el nombre de Rav: Estos son Antoninus, el César romano, y Rabi, Rabí Iehuda Hanasí, sobre los que se asegura que no faltó jamás en sus mesas ni el rábano, ni el rábano picante, ni los pepinos, ni en el verano ni en el invierno. Por consiguiente, los pepinos no pueden ser considerados dañinos.

Respuesta:

No es difícil de entender. Esa enseñanza que los considera dañinos se refiere a los pepinos grandes, mientras que esa enseñanza que no los considera dañinos se refiere a los pepinos pequeños.

Se vuelve al tema de los sueños:

Los sabios enseñaron en la baraita: Si la persona ve en su sueño un muerto en la casa, tendrá entonces paz y armonía en la casa. Si el muerto comió y bebió en la casa, es una buena señal para la casa. Si el muerto tomó utensilios de la casa, es una mala señal para la casa. 

Explicación:

Rav Papa explicó esta última enseñanza: Es una mala señal solo cuando el muerto toma un zapato o sandalia, lo cual indica que se apresta a salir y a invitar a otros miembros de la casa a seguirlo ya que todo lo que toma un muerto es favorable excepto un zapato o una sandalia, y también todo lo que entrega un muerto es favorable excepto la tierra que sugiere a la sepultura, y la mostaza.

Este texto pertenece al Talmud traducido al español por el Rabino Daniel ben Itzjak.

El Talmud fue traducido al Español. El Tratado de Berajot ya está a la venta, e integra la colección del Club Hebreo del Libro

Untitled Document

Importante

Para una mejor comprensión de este tema, se recomienda cursar el Taller de Numerología proporcionado por la Universidad Virtual de Judaismo.

En el mismo se explica detalladamente y en forma clara todo el proceso de la persona que sueña y las explicaciones cabalísticas sobre este tema.

Para registarse en el citado taller, se puede ingresar por este enlace: Ir a sitio que proporciona el Taller de Sueños

Tu nombre:
Tu email:
Tus Comentarios:
 

Indice del Club Hebreo  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin