Club Hebreo del Libro

Acerca de los sueños (Décima primera  parte):

Más sueños:

El que ve aceitunas en un sueño: si son pequeñas, su negocio será fructífero, se incrementará y perdurará como las aceitunas. Y estas palabras y enseñanzas se aplican al fruto del olivo, pero si ve olivos en su sueño, tendrá muchos hijos, porque está dicho: “Tus hijos serán como brotes de olivo...” (Salmos 128:3). 

Y hay quienes dicen: El que ve un olivo en un sueño, un buen nombre saldrá de él, es decir, del que soñó, porque está dicho: “Dios ha llamado tu nombre: Un olivo frondoso, hermoso con frutos bien formados” (Jeremías 11:16).

El que ve aceite de oliva en un sueño, puede aguardar a la luz de la Torá, porque está dicho: “Tomaran para ti aceite de oliva puro prensado para iluminación” (Éxodo 27:20).

El que ve dátiles en un sueño, sus trasgresiones han finalizado, porque está dicho: “Ha finalizado - tam - tu trasgresión, Hija de Sión” (Lamentaciones 4:22).

Rav Iosef dijo: El que ve una cabra en un sueño, el año será bendecido para él. Y si vio cabras, muchos años serán bendecidos para él, porque está dicho: “Y permite que la leche de cabras sea suficiente para tu alimento” (Proverbios 27:27).

Sueños y la Festividad de Sucot:

El que ve una rama de mirto en un sueño, sus bienes serán exitosos para él. Y si no tiene bienes, una herencia le caerá de otro lugar.

Aclaración:

Ula dijo, y hay quienes dicen que fue enseñado en la baraita: Y esto que hemos enseñado antes sobre la rama del mirto es cuando las vio sobre su base, es decir, las ramas aún unidas a la planta. 

Se continúa:

El que vio un etrog en un sueño, es hermoso a los ojos de su Hacedor, porque está dicho: “Y tomaréis para vosotros el primer día el fruto de un hermoso árbol, las ramas de palmeras de dátiles”, y la expresión “el fruto de un hermoso árbol” refiere al etrog.

El que ve un lulav en un sueño, no tiene sino un solo corazón dirigido hacia su Padre en los Cielos.

Los sueños y las aves:

El que ve un ganso en un sueño puede aguardar sabiduría, porque está dicho: “La sabiduría clama en la calle” (Proverbios 1:20). Y el que en su sueño mantiene relaciones con ella, es decir, con esta ave, será director de una academia de estudios – Rosh Ieshivá – y pregonará y enseñará a muchos alumnos. 

Comentario:

Rav Ashi dijo: Yo la vi a esta ave en un sueño y mantuve relaciones con ella y me elevé en grandeza.

Se continúa:

El que ve un gallo en un sueño puede aguardar el nacimiento de un hijo varón. El que ve gallos, puede aguardar el nacimiento de hijos varones. 

El que ve una gallina en un sueño puede aguardar a un hermoso jardín y regocijo. 

El que ve huevos en un sueño, su pedido se mantiene en suspenso en los Cielos. Si se rompen los huevos durante el sueño, su pedido será cumplido.
Y así sucede con las nueces, y así con los pepinos, y así con toda pieza de vidrio, y así con cualquier cosa que pueda romperse como éstas.

Este texto pertenece al Talmud traducido al español por el Rabino Daniel ben Itzjak.

El Talmud fue traducido al Español. El Tratado de Berajot ya está a la venta, e integra la colección del Club Hebreo del Libro

Untitled Document

Importante

Para una mejor comprensión de este tema, se recomienda cursar el Taller de Numerología proporcionado por la Universidad Virtual de Judaismo.

En el mismo se explica detalladamente y en forma clara todo el proceso de la persona que sueña y las explicaciones cabalísticas sobre este tema.

Para registarse en el citado taller, se puede ingresar por este enlace: Ir a sitio que proporciona el Taller de Sueños

Tu nombre:
Tu email:
Tus Comentarios:
 

Indice del Club Hebreo  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin