Club Hebreo del Libro

Parábolas de Sabiduría

Eligiendo la ruta más segura

Vemos mucha gente que observa estrictamente todas las leyes de la moda y el lujo, hasta el último detalle, pese a que esas «leyes» carecen totalmente de sentido. ¿Por qué prestar menos atención a las leyes del Dios viviente, que son verdaderamente justas?

Contemplad la siguiente situación:

Un hombre está por embarcarse en un viaje con una bolsa llena de dinero. Hay dos caminos que llevan a destino. Uno parece más rápido y fácil de recorrer, pero viajeros experimentados le han advertido que ese camino atraviesa un bosque por el que pululan animales salvajes y asaltantes. Su otra opción es un camino más seguro, que promete traerlo a destino sin daño alguno. Incluso si no estuviera del todo convencido de la existencia de los peligros en la primera ruta e incluso si la ruta segura es algo más larga y tediosa ¿para qué arriesgarse? especialmente cuando le han advertido más de una vez que no vaya por la ruta más corta. Si tiene sentido común elegirá la ruta segura y evitará la otra como a la plaga.

Vemos que hay gente dispuesta a correr riesgos espirituales al ignorar las leyes de pureza familiar, pese a que la Torá, el Talmud y los Sabios han advertido que quien elige esa ruta está en camino a la destrucción. Najmánides escribe que una sola hora en el Infierno –Gehenom– es peor que todos los sufrimientos de Job durante toda su vida. ¿Cómo puede alguien arriesgarse hasta tal punto por no observar unas pocas leyes que realmente no son tan difíciles de observar? E incluso si exigen algún esfuerzo, la retribución es tanto en este mundo como en el venidero.

(Taharat Yisrael, Cap. 9)

Este libro integra la colección del Club Hebreo del Libro

Indice de Parábolas  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin