Club Hebreo del Libro

Parábolas de Sabiduría

Examinando nuestros haberes

El Talmud cuenta que el Sabio Shmuel dijo una vez acerca de sí mismo, «Soy como el vinagre que desciende del vino en comparación con mi padre. Mi padre solía examinar sus haberes dos veces por día, mientras que yo lo hago una sola vez» (Julin 105a). Como los Sabios lo indican, esta frase está relacionada a otra en la que Shmuel dice que quien examina sus haberes cada día encontrará dinero.

A primera vista es difícil comprender por qué Shmuel se refiere a sí mismo como a vinagre que desciende del vino simplemente porque no revisa dos veces al día sus libros de cuentas. Es evidente que aquí hay un significado más profundo.
Cuando una persona reflexiona acerca de su estado espiritual, se da cuenta rápidamente de que está mucho más abajo de donde debería estar. Cada uno de nosotros sabe, por ejemplo, que sus conocimientos de la Torá son mucho menores que los que El Eterno espera de él. ¿Cómo se defenderá el Día del Juicio cuando deba rendir cuentas por ello? El Midrash acerca de Proverbios nos cuenta en nombre de Rabí Ishmael que el juicio final será sumamente estricto: «Si una persona estudiara sólo la Torá y no estudiara la Mishná, el Santo, Bendito Sea, volteará Su rostro y dicha persona será afligida por los tormentos del Infierno-Gehenom».

Somos también deficientes en temor al Cielo. Nos preocupa más la pérdida de unos dólares que decir el Divino Nombre sin la adecuada concentración. [Este es un grave pecado, respecto al cual está escrito: «cercano estás de sus bocas, pero lejos de sus corazones» (Jeremías 12:2)].

Más aún ¿cuánto tiempo que podíamos haber aprovechado para estudiar la Torá hemos dilapidado? Al respecto los Sabios mencionan el versículo «menospreció su mandamiento» (Números 15:31).

Esta situación se da porque hemos permitido que las vanidades mundanales se apropien de nuestros corazones. Somos como un paciente cuya enfermedad está tan avanzada que ya ni es consciente de estar enfermo. Cuando el doctor intenta medicarlo protesta sin entender: «¿Para qué me hace falta ésto?» Así es con nosotros. El Mal Instinto nos distrae con tantas preocupaciones que nos olvidamos cuál es nuestro propósito principal al venir a este mundo.
El único remedio es reservar un tiempo para la introspección cada día, o por lo menos cada semana. Uno debe recluirse en su habitación y hacer a un lado todas las preocupaciones. Sólo entonces se debe contemplar el objetivo
y pensar en formas de corregir los errores cometidos. Uno debe aprender a mantenerse firme cuando la familia lo incita a conseguir dinero. Debe saber que si bien su esposa y su familia lo aman más que nadie en este mundo, ese amor lo acompañará solamente hasta los portones de la ciudad. De ahí en adelante cada uno seguirá su propio camino y se quedará solo.

El Día del Juicio, cada hombre rendirá cuentas por todas las palabras que ha dicho. Así está escrito: «y anuncia al hombre su pensamiento» (Amós 4:13). Comentan los Sabios: «Cuando un hombre es juzgado, le recuerdan hasta la más insignificante conversación con su mujer». De esta misma manera deberá rendir cuentas por cada momento de su vida. Incluso sus buenas acciones serán examinadas con el fin de comprobar si han sido hechas por la gloria del Cielo o por su propio honor. [Así está escrito en (Eclesiastés 12:14): «Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala». Es decir que Él juzgará también las buenas acciones, tales como el estudio de la Torá y la plegaria, y El examinará cada «cosa encubierta» para comprobar cuáles fueron las intenciones de la persona.]

Por lo tanto cada uno debe llevar su contabilidad y preparar provisiones para el camino, para no emprender el viaje final con las manos vacías. Porque al fin y al cabo, si él no se preocupa por su destino ¿quién se preocupará?
A mi entender éste es el significado del pasaje talmúdico anteriormente mencionado. Los «haberes» son sus haberes espirituales, que son nuestras únicas verdaderas posesiones. El padre de Shmuel, que era un hombre excepcionalmente piadoso, acostumbraba a hacer inventario dos veces al día, una vez a la tarde, con el fin de comprobar si había cumplido el compromiso a los mandamientos de El Eterno hecho esa mañana y nuevamente por la noche. Shmuel, por su parte, que estaba en un nivel más bajo que su padre, hacía inventario solamente una vez al día.

Cuando Shmuel afirma que quien examina sus haberes a diario encontrará «dinero», significa que si uno hace inventario seguramente encontrará algo que debe ser corregido.


El mismo Talmud narra:

Abaye también pasaba revista de sus haberes a diario. Un día notó que su aparcero arrastraba una carga de leña con la clara intención de robarla. Cuando Abaye le preguntó adónde iba con la leña, el aparcero pretendió estar en camino a la casa de Abaye. Abaye le respondió: «Los Sabios se han anticipado a ti» (al instar a los propietarios a revisar sus haberes a diario)

A mi entender el «aparcero» simboliza la tendencia al mal, que participa en cada una de nuestras acciones. El «aparcero» dice que lleva la leña a la casa de Abaye, así como la tendencia al mal pretende que lo único que quiere es cuidar los intereses de la persona y que sus intenciones son buenas. Abaye le dice que los Sabios se le han anticipado al instarnos a hacer nuestra contabilidad a diario. Como resultado Abaye reconoce que su tendencia al mal intentaba engañarlo y hacerle creer que lo quería ayudar cuando en realidad quería exactamente lo contrario. De modo que la verdadera conversación de Abaye fue con su propia tendencia al mal.

De esta misma manera Rabí Asi solía inspeccionar sus haberes a diario. Un día descubrió que una corriente de agua había desbordado la ribera y amenazaba inundar su propiedad. Después de obstruir la corriente con sus vestimentas en forma temporaria, gritó pidiendo ayuda y llegó gente que lo ayudó a tapar la brecha. Puede ser que esta narración alude a un incidente similar, narrado en el cuarto capítulo del tratado talmúdico de Kiddushin en el que Rabí Amram es rescatado de la transgresión por la presencia de otra gente.

La única razón por la que estos sabios pudieron usar estas estrategias es que acostumbraban a hacer inventario regularmente. De este modo pudieron preparar sus defensas contra la tendencia al mal y ésta no logró sobreponerse a ellos.

(Shem Olam, Cap. 11)

Este libro integra la colección del Club Hebreo del Libro

Indice de Parábolas  
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin