Club Hebreo del Libro

Los fundamentos del Judaísmo
La gran obra de Maimónides

Capítulo Quinto

[1] Toda la nación de Israel está encomendada a santificar el magno Nombre de El Eterno, como se declara: "He de ser santificado dentro de los hijos de Israel" (Levítico 22:32).

Del mismo modo están advertidos de no profanarlo, así como se declara: "No profanarán mi Nombre santo" (Levítico 22:32).

¿Cómo se lleva esto a la práctica? Cuando un gentil intenta presionar a un miembro de Israel a transgredir uno de los preceptos dictaminados en la Torá y si no, lo ha de matar, debe transgredir y no dejarse asesinar, como se declara sobre los preceptos: "El hombre ha de cumplirlos y vivirá en ellos" (Levítico 18:5). "Vivirá en ellos", es decir, que no muera por ellos. Si muere y no transgrede, esta persona es culpable. (*)

(*) Es culpable y deberá rendir cuentas por el hecho de haber puesto en peligro su vida sin estar obligado a ello. Maimónides sostiene que la expresión "que transgreda y que no se deje matar" expresada por los sabios se refiere a que está obligado a "transgredir", para que no sea asesinado. No obstante, Baalei HaTosafot (Cf. Abodá Zará 27b) discrepan con él y sostienen que si es asesinado y no transgrede, se le considera como una buena acción y según su opinión "que transgreda y que no se deje matar" es algo voluntario y no una obligación.

[2] ¿A qué tema nos referimos? Al resto de los preceptos, fuera de la prohibición de la idolatría, del adulterio y del asesinato; pero si en estos tres pecados le dicen: "¡comete algunos de estos pecados o de lo contrario serás matado!", deberá dejarse matar y no cometerlos. ¿A qué situación nos referimos? Cuando los gentiles lo obligan a cometer pecados por puro placer, por ejemplo, que le obligue a construir su casa en Shabat, o cocinarle algún guiso, o si el gentil violó a una mujer (soltera), etc. Pero si tiene intención de hacerlo pecar únicamente para que transgreda la Torá: si estaban ambos solos, y no había allí un quórum (diez) de Israel, debe trasgredir y no dejarse matar; pero si lo obliga a transgredir delante de un quórum (diez de Israel), debe dejarse matar y no transgredir. Incluso que pretenda hacerlo transgredir alguno del resto de los preceptos.

[3] Todo lo anterior rige no en situaciones de persecución religiosa -Shaat hashmad-, pero durante persecuciones religiosas, es decir, que algún gobernante impío como Nabucodonosor y su secuaces decrete leyes sobre Israel para hacerlos transgredir la Torá, incluso por alguno del resto de los preceptos debe dejarse matar y no transgredir, tanto que lo obliguen delante de un quórum o a solas.

[4] Sobre todo el que fue declarado "¡que transgreda y que no se deje matar!", y finalmente fue matado y no transgredió, esta persona es culpable. Y sobre todo el que fue dicho "¡que se deje matar y que no transgreda!", y finalmente es matado y no transgrede, esta persona santificó el Nombre de El Eterno. Y si esto lo realiza delante de un quórum, esta persona santificó el Nombre de El Eterno en público como Daniel, Jananiá, Mishael y Azariá y como Rabí Akibá y sus compañeros. Nos referimos a los diez mártires asesinados por el Imperio romano, cuyo nivel no ha sido superado y sobre ellos se ha declarado: "Por ti hemos sido asesinados todo este día, hemos sido considerados como rebaño de matadero" (Salmos 43:23). Además sobre ellos se ha dicho: "Reúnanse mis piadosos, aquellos que hicieron un pacto conmigo al sacrificarse" (Salmos 50:5).

Sobre todo el que fue dicho "¡que debe dejarse matar y no transgredir!" y transgrede y no se deja matar, esta persona profana el Nombre de El Eterno, y si estaba delante de un quórum, esta persona ha profanado el Nombre de El Eterno en público, y anuló un precepto afirmativo, es decir, "santificar el Nombre de El Eterno"; además transgredió un precepto prohibitivo, es decir, "profanar el Nombre de El Eterno". A pesar de todo, como transgredió obligado, no recibe flagelación. No es necesario agregar que el tribunal no lo mata, incluso que haya asesinado obligado, ya que solamente se castiga con flagelación o pena capital cuando se transgrede voluntariamente, con testigos y advertencia, tal como se declara sobre aquel que entregó a su hijo a Molej: "Pondré yo mi ira contra aquel hombre" (Levítico 20:5).

Y se ha estudiado por tradición oral (*) que el término "aquel" significa que el castigo no recae sobre una persona obligada, o sobre uno que transgredió inadvertidamente o sobre uno que se equivocó. Del mismo modo que con la idolatría que es un pecado más grave que todos, quien la practica obligado no recibe castigo de escisión (Karet), y no es necesario decir que no recibe de parte del tribunal la pena capital, y tanto más con respecto al resto de los preceptos mencionados en la Torá.

Con respecto a la prostitución se declara: "A la muchacha no harás nada..." (Deuteronomio 22:26) (Pero si el puede salvarse de este gobernador impío y escaparse y de este modo no transgredir y no lo hace, esta persona se denomina como un "perro que vuelve a su vómito" [cf. Proverbios 26:11] y se llama idólatra voluntario (**), y es expulsado del mundo por venir y baja al nivel inferior del Guehenom, el Infierno).

(*) Tradición oral es un término técnico que utiliza Maimónides
para definir una ley que recibieron los sabios desde el Sinaí y que tiene apoyo en los pasajes bíblicos; a diferencia de "tradición" que es una ley que no tiene apoyo en los mismos.


(**) La fuente de Maimónides la encontramos en el Talmud de Babilonia, Tratado de Ketubot 51b (Cf. Beur HaGrá, Shulján Aruj, Ioré Deá 157, nota 19-20). Rabí Moisés Isserlish en su addenda al Shulján Aruj loc. cit., establece la ley de este mismo modo. Por lo tanto, si una persona es obligada a realizar alguno de los tres pecados capitales y no se deja asesinar, a pesar que profanó el Nombre divino es considerado como alguien obligado a la fuerza y está exento de castigo, pero bajo la condición que no podía escaparse. Pero si pudiera haberse escapado y no lo hace recibe la definición de pecador voluntario.

Este libro integra la colección del Club Hebreo del Libro

Indice del Club Hebreo

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin