Club Hebreo del Libro

Los fundamentos del Judaísmo
La gran obra de Maimónides

Capítulo Primero

[6] La comprensión de este principio es un precepto afirmativo, como se declara: "Yo soy El Eterno, Tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de esclavos" (Éxodo 20:2).

Por lo tanto, todo el que conjeture que exista otra divinidad fuera de Él, transgrede un precepto prohibitivo, como se declara: "No tendrás otros dioses delante de Mí" (Éxodo 20:2). Y reniega de este axioma que es el principio básico del cual todo depende.


[7] Dios es único, no es dos ni más de dos, sino que es único, no siendo su unicidad como la unidad de los seres que existen en el mundo: a) No es unidad que comprenda muchos particulares que sean uno. b) No es unidad material que puede ser dividida en partes o en dimensiones. Sino que El es una unicidad que otra unicidad como la Suya no existe.

Si hubieran muchas divinidades, serían seres y entes materiales, ya que todo lo contable, cuya existencia es similar, no se separa uno de otro sino solamente por los accidentes que le ocurren a los seres y a los entes materiales.

[a] Y si el Creador fuese un ser o un ente material estaría limitado, ya que es imposible ser un ente material sin ser limitado. [b] Todo ente limitado posee una energía perecedera. [c] No obstante, nuestro Dios, Su energía es ciertamente ilimitada e ininterrumpida, ya que la esfera del movimiento diurno gira constantemente, [d] por ende su energía no es material. [e] Por cuanto que no es un ser material, no Le ocurren los accidentes materiales de forma tal que se divida y se separe de otro, y por lo tanto no es posible que sea sino único (1). La comprensión de este principio es un precepto afirmativo (2), como se declara: "Escucha, Israel, El Eterno es nuestro Dios, El Eterno es único" (Deuteronomio 6:4)

(1) Aquí Maimónides comprueba a través de un argumento lógico la unicidad del Creador. Los silogismos empleados por Maimónides son los siguientes:

[a] Todo cuerpo es limitado, y si el Creador fuese un cuerpo sería limitado.
[b] Todo lo que es limitado su energía es perecedera, y si el Creador fuera limitado su energía sería perecedera.
[c] Todo lo que mueve constantemente su energía es ilimitada. El Eterno mueve al mundo constantemente, es decir, que la energía del Creador es ilimitada.
[d] La energía del Creador es ilimitada, y probamos que la energía de todo cuerpo es limitada, por lo tanto el Creador no es un cuerpo.
[e] El Creador no es un cuerpo, y sabemos que todo cuerpo se separa de otro. Por lo tanto el Creador no se separa de otro cuerpo, es decir, es uno.

(2) Lo que declara Maimónides [Ley 6] que la comprensión de este principio es un precepto afirmativo que se aprende del versículo "Yo soy...", y que si se conjetura la existencia de otra divinidad se transgrede una prohibición emanada del versículo "No tendrás...", al parecer sería más lógico conectarlo con la Ley 7, donde se enuncia la unicidad de Dios y sería apropiado advertir que al conjeturar la existencia de otra divinidad se transgrede esta prohibición. Del mismo modo se deduce que si alguien conjetura sobre la existencia de otra divinidad, no transgrediría la prohibición de "No tendrás...", sino sólo dejaría de cumplir el precepto de "Escucha Israel...". La explicación, sin embargo, es la siguiente: a pesar de que es posible deducir del precepto afirmativo [Ley 6] "Yo soy..." que Dios es único y no más de uno, el precepto afirmativo [Ley 7] "Escucha Israel..." prescribe saber esto y pensarlo; en cambio, con respecto a la prohibición, de seguro que al conjeturar que la divinidad es múltiple se transgrede la prohibición de "No tendrás..." y anula la afirmación de "Escucha Israel..." (Abí Ezrí).

Este libro integra la colección del Club Hebreo del Libro

Indice del Club Hebreo

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin