Club Hebreo del Libro

Halajá

ROSH HASHANÁ

La víspera de Rosh HaShaná

1. La víspera de Rosh HaShaná (el 29 de Elul) es el último día del año. Este día tiene una significación especial para el arrepentimiento y el retorno a Dios (Teshuvá), así como para el mejoramiento de las acciones personales. El arrepentimiento o retorno – Teshuvá - posee la capacidad de rectificar las transgresiones del pasado y ayudarnos a finalizar el año impregnados de elevación espiritual y acercamiento a Dios, así como para servir de preparación espiritual para los siguientes días de juicio que son Rosh HaShaná y los Diez días de Teshuvá subsiguientes.
Recae sobre cada individuo la obligación de intensificar en este día su estudio de Torá y su cumplimiento de los preceptos con un sentimiento de Teshuvá. También hay quienes acostumbran ayunar en este día hasta después de la oración de la tarde.
2. La víspera de Rosh HaShaná por la mañana se aumenta la recitación de plegarias de perdón (Selijot). Las leyes relativas a la recitación de Selijot en el mes de Elul serán expuestas en el capítulo 35, ley 36.
La víspera de Rosh haShaná se acostumbra efectuar una anulación de votos ("Hatarat Nedarim"). Al ingresar en los días de juicio anulamos los votos y promesas que hayamos hecho hasta ese entonces y también anulamos los que hagamos a partir de ese día en adelante (en caso de que no recordemos hacerlo cuando hagamos los votos), a fin de que a partir de ese momento no incurramos en la trasgresión de no cumplir nuestros votos. También hay quienes acostumbran anular sus votos en la víspera de Iom Kipur (el 9 de Tishrei). La declaración para la anulación de votos aparece en los libros de oraciones.
3. En la víspera de Rosh HaShaná no se hace sonar el Shofar (el cuerno que se toca durante todo el mes de Elul). La razón de ello es diferenciar entre hacer sonar el Shofar voluntariamente (pues en Elul tocar el Shofar sólo es una costumbre) y hacerlo sonar por obligación (en Rosh haShaná es un precepto tocar el Shofar).
En las oraciones de la víspera de Rosh HaShaná no se recita la plegaria denominada Tajanún. Sin embargo, en las Selijot dichas antes del rezo de la mañana sí se dice Tajanún.

Los preparativos para la festividad

4. Para recibir esta festividad se prepara ropa especial para Iom Tov, se corta el cabello, se toma un baño, se arregla la casa y se realizan los demás preparativos necesarios para este día, igual que en cualquier otra víspera de Iom Tov (ver al respecto el capítulo 22). Por medio de estos preparativos demostramos que tenemos confianza en la bondad de Dios de que en el juicio que nos haga en Rosh HaShaná nos aplicará un veredicto justo.
Se acostumbra sumergirse en un baño ritual - Mikve -a fin de ingresar al Día del Juicio (Iom haDin) con pureza. La inmersión en la Mikve se debe efectuar a partir de una hora antes del mediodía. Hay quienes acostumbran vestir ropas blancas en Rosh HaShaná.
5. Se deben preparar con antelación velas para el segundo día de Rosh HaShaná, ya que en este día de Iom Tov está prohibido derretir las velas y adherirlas a los candelabros.

Días de juicio

7. Los dos días de Rosh HaShaná son días de juicio (Din).
En ellos juzga Dios a todos los seres vivos y decide su suerte para el futuro. El juicio divino juzga todas las acciones, las palabras y los pensamientos del ser humano, a fin de determinar si en verdad se condujo conforme al sendero de la Torá y de los preceptos, y si sirvió a su Creador con fe auténtica, o si, por el contrario, no cumplió su cometido y su objetivo espirituales.
En Rosh HaShaná el mundo entero es juzgado por Dios, y este juicio consiste en el análisis del corazón y las pasiones humanas.
El arrepentimiento sincero y el retorno a Dios (Teshuvá) rectifican las transgresiones del ser humano y lo acercan a su Creador. Las oraciones de Rosh HaShaná contienen numerosas partes que tratan del concepto de erigir a Dios como Soberano absoluto sobre Su mundo y sobre todas Sus criaturas. Cuando el ser humano reconoce como un hecho innegable que Dios creó el universo, reina sobre él y lo dirige, entonces se acerca espiritualmente a Su Creador. Tanto la Teshuvá sincera como el reconocimiento de la grandeza de Dios y de su reinado sobre el mundo tienen el poder de transformar el veredicto divino en una sentencia benéfica.

Las oraciones

8. En Rosh haShaná las oraciones se prolongan hasta el medio día. El texto de todos los rezos de este día se encuentra en el Majzor. Algunos de los Majzorim también contienen explicaciones acerca de las diferentes oraciones.
En las oraciones de las Dieciocho bendiciones se enfatiza el reinado de Dios sobre Su mundo, y en ellas rezamos para que todos los habitantes de la tierra crean en él, cumplan Sus preceptos y lo sirvan con pureza de corazón.
9. Después de la repetición que el oficiante hace de las Dieciocho bendiciones se lee la Torá. Las oraciones que se dicen en el momento de sacar el Rollo de la Torá del Arca están contenidas en los libros de oraciones.
Para la lectura de la Torá se lee la sección de Génesis 21 que comienza con las palabras: "El Eterno visitó a Sara..." Para el Maftir se lee de un segundo Rollo de la Torá la sección que trata acerca de los sacrificios de las festividades (Números 28-29). Para el segundo día de Rosh HaShaná se lee la sección bíblica que trata acerca del sacrificio de Isaac (Génesis 22) y la sección de los sacrificios de las festividades.

La oración de Musaf

10. En la oración de Musaf se recitan tres bendiciones especiales, además de las tres primeras Bendiciones de Alabanza y las tres últimas Bendiciones de Agradecimiento. Estas tres bendiciones intermedias reciben, respectivamente, el nombre de "Maljuiot" (Reinados), "Zijronot" (Remembranzas) y "Shofarot" (Toques del Shofar).
En la bendición de "Maljuiot" se habla del reinado del Eterno sobre Su mundo, así como de que en el futuro, cuando llegue la redención completa, todos los seres humanos reconocerán que el Eterno es quien reina en toda la tierra. Esta bendición termina con las palabras: "Bendito seas Tú, Eterno, Soberano de toda la tierra, que santifica a Israel y al Día de la Remembranza".
En la bendición de "Zijronot" enfatizamos el concepto de la supervisión divina sobre todas las criaturas y que el Eterno tiene en cuenta las acciones de todas ellas. Esta bendición también contiene una plegaria para que Dios recuerde el mérito de la disposición de Isaac a ser sacrificado (Akedat Itzjak). Esta bendición termina con las siguientes palabras: "Bendito seas Tú, Eterno, que recuerda el Pacto".
En la bendición de "Shofarot" se menciona el hecho de que el Pueblo Judío acampó al pie del Monte Sinaí (para recibir la Torá) y que el sonido del Shofar se oía durante tal acontecimiento. También le rezamos a Dios para tener el mérito de oír el sonido del Shofar en el momento de la Redención total (Gueulá). Esta bendición concluye con las siguientes palabras: "Bendito seas Tú, Eterno, que escucha con misericordia el sonido del Shofar de Su pueblo Israel".
En la Tierra de Israel se concluye la bendición final ("Sim Shalom") de las Dieciocho bendiciones con las palabras usuales ("Bendito seas Tú, Eterno, que bendice a Su pueblo Israel con paz"), y no como está impreso en algunos libros de oraciones.
11. Durante la repetición de las Dieciocho bendiciones de Musaf se recita la plegaria "U'Netane Tokef". Esta plegaria fue compuesta por Rabí Amnón de Magencia y debe ser dicha tanto por la congregación como por el oficiante con mucha concentración y sentimiento de santidad. No obstante, las comunidades sefardíes no pronuncian esta plegaria.
En Rosh HaShaná también se recita la plegaria "Aleinu" durante Musaf. La costumbre es que la congregación se prosterna en el suelo cuando el oficiante recita esta plegaria en la repetición de Musaf, en el momento de pronunciar las palabras "y nosotros nos hincamos y nos prosternamos..." Durante la postración hay que colocar en el suelo un trozo de tela o cualquier otra cosa similar, ya que está prohibido postrarse sobre un piso de piedras. Sin embargo, las comunidades sefardíes no acostumbran prosternarse en el suelo.

EL MANDAMIENTO DE TOCAR EL SHOFAR

12. Constituye un precepto de la Torá tocar el Shofar en Rosh HaShaná. El shofar es un corno fabricado a partir del cuerno de un carnero. El sonido del Shofar posee el poder de conmover el corazón del ser humano y adentrar en él el sentimiento de Teshuvá. A este respecto escribió Maimónides (Hiljot Teshuvá 3:4):

"Aun cuando tocar el Shofar en Rosh HaShaná constituye un decreto (sin explicación explícita) de la Torá, se alude (a su propósito), el cual quiere decir: despertaos, vosotros que dormís, de vuestro sueño; y vosotros que dormitáis levantaos de vuestro sopor e investigad vuestras acciones, retornad a Dios en Teshuvá y recordad a vuestro Creador. Vosotros que olvidáis la verdad por causa de las vanidades transitorias y olvidáis durante todo el año por causa de cosas vanas y sin sentido -las cuales no os aportarán ningún beneficio-, contemplad vuestras almas y mejorad vuestros caminos v vuestros actos. Y que cada uno de vosotros abandone su mal camino y sus pensamientos despreciables".

En el Majzor se mencionan las razones del toque del Shofar, así como otros conceptos relacionados con este precepto.

La forma de cumplir este precepto

13. Antes de tocar el Shofar tanto el que vaya a tocarlo como la congregación recitan ciertos versículos especiales. Estos versículos están señalados en el Majzor. El momento para cumplir el precepto de tocar el Shofar es durante el día, y no durante la noche.
El precepto de tocar el Shofar es un precepto que depende del tiempo, es decir, que debe ser cumplido en un momento específico. Por regla general, las mujeres están exentas de cumplir esta clase de preceptos. Sin embargo, muchas mujeres cumplen el precepto de escuchar los toques del Shofar en la sinagoga.
14. El que haga sonar el Shofar debe hacerlo de pie, sin recargarse sobre una mesa o cualquier otro objeto similar.
15. Son numerosas las leyes que regulan los toques del Shofar. Por consiguiente, quien haga sonar el Shofar deberá ser experto en estas leyes. A él le corresponde prepararse antes de la festividad para ser un experto en tocarlo cuando llegue el momento. Por su parte, los que escuchan el sonido del Shofar deberán escuchar con plena atención los sonidos que salen de él y tener la intención de cumplir así con su obligación de escuchar el Shofar.
Antes de tocar el Shofar, la persona que vaya a hacerlo deberá pronunciar la siguiente bendición: "Bendito seas Tú, Eterno, Dios nuestro, Soberano del universo, que nos ha santificado con Sus preceptos y nos ha ordenado escuchar el sonido del Shofar". A continuación, deberá pronunciar la bendición "SheHejeianu".
Durante la recitación de estas bendiciones la congregación deberá concentrarse en las palabras que pronuncia la persona que tocará el Shofar, y después de finalizada la bendición deberá responder Amén.
El que toque el Shofar deberá recitar la bendición "SheHejeianu" en los dos días de Rosh HaShaná. Sin embargo, las comunidades sefardíes sólo pronuncian esta bendición durante el primer día. Aun así, cuando el primer día de Rosh HaShaná coincide con Shabat, también recitan la bendición "Shehejeianu" el segundo día.
16. Está prohibido hablar (de temas que no estén relacionados con los toques del Shofar o con las oraciones) a partir de que se hayan pronunciado las bendiciones y hasta después de que se haya terminado de tocar todo lo que se iba a tocar durante ese día. Desde el principio de las bendiciones hasta el término de los toques que se dan antes de la oración de Musaf (Tekiot deMeiushav) está prohibido interrumpir con palabras incluso si se trata de temas relacionados con los toques del Shofar. Quienquiera que hable después de que se han pronunciado las bendiciones y hasta que comiencen los toques del Shofar deberá bendecir de nuevo.
17. Se debe tocar el Shofar en los dos días de Rosh HaShaná.
En Shabat no se toca el Shofar. En Shabat el Shofar se convierte en un objeto Muktze y por ello está prohibido trasladarlo de un lugar a otro. Cuando el primer día de Rosh HaShaná cae en Shabat, sólo se toca el Shofar en el segundo día (el segundo día de Rosh HaShaná jamás cae en Shabat. Para mayores detalles acerca de la bendición "SheHejeianu", ver más arriba la ley 15).

Los signos durante la cena

18. Durante la cena de Rosh HaShaná, por la noche, se acostumbra comer ciertos alimentos especiales como signo propicio para que el año se nos renueve para bien.
Al comer la manzana se dice lo siguiente: "Que sea Tu voluntad... que decretes para nosotros un año bueno y dulce". Al comer la cabeza de oveja, de carnero o de pescado se dice: "Que sea Tu voluntad... que seamos cabeza y no rabo". Al comer la granada se dice: "Que sea Tu voluntad... que nuestros méritos se multipliquen como los granos de la granada". En cada país y en cada comunidad se acostumbran alimentos adicionales como señal propicia.
19. Se acostumbra ingerir estos alimentos después de la bendición "haMotzí" y de comer de las dos hogazas de pan.
Antes de comer las frutas se deberá recitar la bendición apropiada, luego de lo cual hay que comerlas sin hacer interrupciones. El "que sea Tu voluntad" anteriormente mencionado deberá ser recitado después de comer de las frutas, ya que está prohibido hacer una interrupción entre la bendición y el acto de ingerir el alimento. Si se tienen algunas de las Siete Especies de Frutos por los que la Tierra de Israel es alabada, se deberá recitar la bendición "Boré Perí haEtz" sobre ellos y con ello exceptuar a las demás frutas. (A este respecto, consultar el orden de bendiciones por las Siete Especies de frutos en el capítulo 13, ley 5). Sobre la cabeza de oveja o de pescado no se dice ninguna bendición, ya que están incluidos en la bendición "haMotzí". Hay quienes acostumbran remojar en miel el pan sobre el que se recitó la bendición "haMotzí".
20. Se acostumbra no dormir durante las horas del día en Rosh HaShaná. No obstante, en nombre del Arizal se ha dicho que después del mediodía está permitido dormir. Por otra parte, quien permanezca ocioso y no se ocupe en el estudio de la Torá o en rezar es considerado como dormido.

Tashlij

21. Durante el primer día de Rosh HaShaná, después de la oración de Minjá y antes del ocaso del sol, se acostumbra recitar la plegaria de "Tashlij".
Si el primer día de Rosh HaShaná cae en Shabat, en el Mishná Berurá se señala que la costumbre es recitar esta plegaria el segundo día. No obstante, las comunidades sefardíes acostumbran recitar esta plegaria incluso cuando el primer día de Rosh HaShaná coincide con Shabat. Quienes sigan esta costumbre deberán cuidarse de no cargar el Majzor en lugares en los que esté prohibido portar objetos.
En esta plegaria expresamos nuestro deseo de arrojar de nosotros todas nuestras transgresiones, retornar a Dios en Teshuvá y permanecer limpios de trasgresión. Uno de los versículos de esta plegaria dice así: "Tú arrojarás (Lehashlij) a las profundidades del mar todas sus transgresiones". De aquí esta plegaria recibe el nombre de "Tashlij".
22. Esta plegaria deberá ser dicha al lado del mar, de un arroyo o de una fuente o de un lugar desde donde se puedan ver estos lugares. El Midrash relata que cuando Abraham se dirigía a sacrificar a su hijo Isaac, atravesó un río cuyas aguas le llegaban al cuello y entonces clamó a Dios: "¡Sálvanos, pues las aguas están a punto de ahogamos!" Al recitar la plegaria de "Tashlij" al lado de un mar o un río recordamos la Akedat Iitzjak.
Hay quienes acostumbran sacudir los bolsillos de sus ropas mientras recitan esta plegaria, tal como se señala en el Majzor. Esto es en señal de que debemos arrojar de nosotros todas nuestras transgresiones y analizar nuestros actos a fin de retornar en Teshuvá a Dios y quedar, de este modo, limpios de toda trasgresión.

El encendido de velas y la bendición "SheHejeianu" en la segunda noche

23. Las velas también se encienden el segundo día de Rosh HaShaná.
Antes del encendido de velas la mujer de la casa recita la bendición correspondiente ("Lehadlik Ner shel Iom Tov"), así como la bendición "SheHejeianu" (para mayores detalles ver la ley siguiente). En las comunidades sefardíes no se pronuncia la bendición "SheHejeianu" al encender las velas de Iom Tov (ver al respecto el capítulo 22, ley 18-21). Durante el Kidush de la segunda noche de Rosh HaShaná también se dice la bendición "SheHejianu".
24. Existe una duda legal acerca de si en la segunda noche de Rosh HaShaná se dice la bendición "SheHejianu". Por consiguiente, lo más indicado es que la mujer vista una prenda nueva al encender las velas, y que quien diga el Kidush también vista una prenda nueva o que coloque delante de sí una fruta nueva en la temporada, y al recitar la bendición "SheHejianu" tenga la intención de incluirlos. De este modo se saldrá de la duda. No obstante, cuando no haya una prenda nueva o una fruta nueva, se podrá recitar esta bendición.
25. En la segunda noche se encienden las velas después de que han salido las estrellas, ya que no se pueden hacer preparativos para el segundo día durante el primer día de Rosh HaShaná. El fuego con el cual se enciendan las velas deberá ser tomado de un fuego ya encendido, ya que en Iom Tov está prohibido encender un fuego nuevo. Como se señaló anteriormente, se deberán preparar las velas desde antes de la primera noche de Rosh HaShaná, ya que está prohibido derretir velas y adherirlas a los candelabros. El orden de los rezos para el segundo día de Rosh HaShaná está contenido en el Majzor.

Este libro integra la colección del Club Hebreo del Libro

Indice de Halajot  
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin