Club Hebreo del Libro

Halajá

ESTUDIO DE LEYES JUDIAS –HALAJOT-

Orden del Día

Al levantarse (Lavado de manos)

5. La persona debe apresurarse y lavar sus manos inmediatamente después de despertar. Debe preocuparse de que el agua esté cercana al lugar donde duerme, para no caminar cuatro amot sin haberse lavado las manos.

Antes del lavado no se deben tocar la boca, los ojos, la nariz o las orejas; y tampoco se debe tocar alimentos.

Razones del lavado de manos matutino

6. En los libros de las autoridades en leyes - Poskim - se mencionan las razones de este lavado:

Los Cohanim (sacerdotes) santificaban (es decir, lavaban) sus manos todas las mañanas antes de realizar el servicio de sacrificios en el Templo. Al despertarnos por la mañana, nosotros somos una criatura nueva y también nos disponemos a servir al Creador. Por lo tanto, inmediatamente al inicio del día y antes de comenzar a cumplir los preceptos, debemos lavamos las manos con agua.
Otro motivo del lavado es que mientras dormimos las manos entran en contacto con el cuerpo y por ello no están limpias. Por eso establecieron nuestro Sabios que lavemos nuestras manos y pronunciemos una bendición por este lavado antes de iniciar los rezos al Eterno.

Además, cuando nos despertamos existe en las manos un espíritu del mal y para quitarlo vertemos agua tres veces sobre cada mano.

Este libro "Shaarei Halajá", integra la colección del Club Hebreo del Libro

Indice de Halajot  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin