Club Hebreo del Libro

Halajá

ESTUDIO DE LEYES JUDIAS –HALAJOT-

Capítulo 2

Oraciones personales

3. Es también valiosa la oración personal en la que el ser humano expresa con sus propias palabras sus sentimientos y deseos. A través de la oración personal el hombre puede verter todo su corazón delante de Su creador y rogarle que en mérito a ella le conceda todas sus peticiones y plegarias.

Esta oración es deseable en todo momento, incluso cuando no sea uno de aquellos que han sido designados especialmente para rezar. También se la puede unir a la Tefilá establecida, en la bendición “Shomea Tefilá”, “Que escucha la oración”, que está contenida en las Dieciocho bendiciones, así como en “Elokai Netzor”, “Dios mío, guarda”, que está al término de las Dieciocho bendiciones, como será explicado más adelante en el capítulo 7, ley 35.

4. La oración constituye “una escalera sobre la tierra” (es decir, lo más cercana posible al corazón del ser humano) “cuya extremidad llega a los cielos”. Mientras más pura sea la oración y más de lo profundo del corazón surja, más será aceptada por el Altísimo. Además, cada oración tiene un valor en sí misma. El hombre debe saber que incluso en los momentos en que le resulta difícil rezar desde lo profundo de su corazón, Dios siempre escucha su oración.

Este libro "Shaarei Halajá", integra la colección del Club Hebreo del Libro

Este libro puede ser adquirirdo en el club Club Hebreo del Libro

Indice de Halajot  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin