Club Hebreo del Libro

Pirkei Abot

No todos pueden venir

Últimamente hemos oído que los pobres tienen prohibido ir a recoger limosnas. Al parecer nadie se preocupa de salvarlos del hambre.

Aquellos que están a cargo tienen respuestas preparadas, pretendiendo tener la mejor de las intenciones. De acuerdo a ellos, el elevado número de mendigos itinerantes perjudica a los comerciantes locales que están en dificultades económicas, porque los mendigos consumen los recursos financieros de los habitantes, impidiendo que la comunidad provea los fondos necesarios para asistir a sus propios habitantes necesitados. Por lo tanto han prohibido a los pobres recoger limosnas y se ha instituido una colecta para distribuir dinero a los indigentes locales y se ha establecido un fondo para ayudar a los comerciantes.

Están seriamente equivocados. La pregunta sería: ¿Es que la existencia de un grupo de pobres justifica negar totalmente la ayuda al resto? Es cierto que no debemos dar a un mendigo itinerante una gran suma de dinero, pero debemos darle algo (Ioré Deá 250). Que el cielo prohíba que lo rechacemos enteramente y dejemos de sustentarlo.

Veamos el peligro potencial que resulta de una conducta tal.

Leemos en Avot (3:15): “y todo de acuerdo a la mayoría de nuestras acciones”. Maimónides comenta esto en su comentario a la Mishná:

Porque los rasgos positivos de carácter se adquieren sólo al repetir muchas veces buenas acciones. De esta manera la persona adquiere una tendencia hacia [dicha conducta], lo que no sucede cuando hace una buena acción de grandes dimensiones. Porque esa sola acción no acostumbrará a la persona a actuar de determinada forma.

Por ejemplo, si una persona da 1000 dinarim a alguien, esta única acción no la acostumbrará a la generosidad de la misma manera que si repartiera 1000 dinarim a 1000 personas diferentes, dando cada dinar con espíritu generoso. Porque al repetir el acto de generosidad 1000 veces, establece una firme tendencia de carácter. Por lo contrario, el acto único representa un momento único en el que su alma se eleva a una actividad positiva y después ese deseo ya no existe más.

Lo mismo sucede respecto a la Torá: la recompensa que recibe una persona por redimir a un cautivo por 100 dinarim o darle a una persona pobre 100 dinarim y satisfacer de esta forma sus necesidades no equivale a la recompensa que recibiría por redimir a diez cautivos o satisfacer las necesidades de diez personas pobres, aunque le diera a cada una sólo diez dinarim.

Lo que resulta de este análisis es que la virtud se adquiere no según el tamaño de nuestras acciones sino de acuerdo a la cantidad de buenas acciones que hacemos.

De acuerdo a esa proclamación, cada uno debería dar una suma fija a caridad - tzedaká - todas las semanas y nada más. Nuestra ciudad se vería privada de muchos miles de buenas acciones diarias, cada una de las cuales cumpliría un precepto positivo de la Torá.

En el pasado, cuando la gente daba muchos regalos pequeños, cada centavo contaba por una buena acción. En un año entero perderíamos millones de buenas acciones que tendrían el poder de inclinar la balanza a favor. Sólo basándose en este hecho, deberíamos deshacernos de este impedimento y anular la proclama.
(Ahavat Jesed, cap.7)

Este libro integra la colección del Club Hebreo del Libro

Indice del Club Hebreo
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin