Club Hebreo del Libro

Pirkei Abot
La Ética del Sinaí

EL DÍA ES CORTO Y LA LABOR ES MUCHA, LOS TRABAJADORES SON HOLGAZANES, LA RECOMPENSA ES GRANDE Y EL PATRÓN APREMIA

Dice la Mishná: “Rabí Tarfón dijo: El día es corto y la labor es mucha, los trabajadores son holgazanes, la recompensa es grande y el Patrón apremia” (Avot 2:15).

Rabí Tarfón hizo las siguientes observaciones: 1) la longevidad del hombre decrece; 2) cada generación es [espiritualmente] más débil que la anterior; 3) en general el hombre se está debilitando físicamente. Por lo tanto concibió un método para reforzarse, de modo que esa debilidad no lo venciese: comenzó a repetir la frase “El día es corto”. Su explicación es que la duración de la vida humana es limitada y siendo que su generación [la de Rabí Tarfón] es mucho más débil que las generaciones anteriores, le lleva mucho más tiempo a alguien de la generación presente adquirir la misma cantidad de conocimiento de la Torá que a una persona de las generaciones anteriores.

Si uno piensa que la profundidad de la Torá o la obligación de cada uno de conocer toda la Torá ha sido reducida en forma proporcional al potencial disminuido de la generación corriente, el sabio lo refuta diciendo: “la labor es mucha”. Esto señala que la Torá no se ha reducido de manera alguna. No ha cambiado, ni ha sido permutada por una Torá diferente, ni el más mínimo detalle ha sido alterado o eliminado.

Si el gran sabio Rabí Tarfón dijo eso con respecto a sí mismo y a su generación, cuánto más cierto es respecto a nosotros mismos, porque nosotros somos enanitos comparados con los sabios. Ellos eran gigantes en intelecto y percepción. La cantidad de Torá que eran capaces de entender en una hora, llevaría a un maestro de nuestra generación años y años comprender, si pudiera comprenderla.

Por lo tanto hoy, más que nunca, debemos fortalecernos. Debemos atesorar nuestros días y años y no gastarlos en vano.

Encontramos en Sanhedrín (98b): “Le preguntaron a Rabí Eleazar: ‘¿Qué puede hacer una persona para salvarse de los sufrimientos de la era mesiánica?’ El respondió: ‘Debe dedicarse a estudiar Torá y hacer actos de misericordia’”.
Sabemos por todas las indicaciones que aparecen en el capítulo Jelek (Sanhedrín) y en el último capítulo de Sotá, que estamos viviendo en una época llamada Ikveta D’Meshija, los pasos del Mesías. Sería adecuado que intensificásemos nuestros esfuerzos físicos y espirituales e incrementar nuestro estudio de la Torá para no perder tiempo. Lamentablemente, en lugar de intensificar nuestro estudio de la Torá para salvarnos de los dolores de parto del Mesías, hacemos lo contrario. La tendencia al mal nos domina y busca constantemente nuevas formas de tentarnos a transgredir descuidando el estudio de la Torá. Por más tortuosas que hayan sido las artimañas de la tendencia al mal durante el exilio, se han implementado recientemente nuevas estrategias con las que no hubiésemos soñado en el pasado. Una tentación reciente en la que la gente suele caer es la lectura de periódicos.
En el transcurso de un año, todo ese tiempo sumará cientos de horas perdidas en fruslerías, sin beneficiar al cuerpo y mucho menos al alma.

Hay mucha gente que ni lee periódicos ni conoce gente que los lee, pero la tendencia al mal ha encontrado una manera de hacerles descuidar la Torá: la adicción al cigarrillo.

Además de arriesgar la salud exponiéndose a los efectos dañinos y perfectamente conocidos del cigarrillo, también perjudica a su alma, ya que le hace descuidar el estudio de la Torá. Una vez que una persona se ha hecho adicta a los cigarrillos, le es sumamente difícil dejar de fumar.

Sé que mucha gente responderá que fumar es un hábito y que son incapaces de dejarlo. Pero la pregunta sería: ¿Quién los obligó a adquirir el hábito? Ellos mismos han hecho que eso sucediese. Si no hubiesen comenzado a fumar en primer lugar, les hubiera sido fácil evitarlo después.

Continuemos con la Mishná de Avot que mencionamos. Dice el Sabio: “los trabajadores son holgazanes, la recompensa es grande y el Patrón apremia”. Antes hablamos de la enorme labor que debe hacerse y cuán diligentes debemos ser si queremos alcanzar ese objetivo, pero la Mishná nos dice lo contrario: “los trabajadores son holgazanes”. Más aún, Rabí Tarfón establece que el Patrón apremia, es decir que uno no debe pensar que al Santo, Bendito sea, no le importa si aprendemos o no. El Patrón dice: “Porque os he dado una buena enseñanza: Mi Torá, no la abandonéis” (Proverbios 4:2).

El Eterno requiere que sigamos el camino de la Torá para nuestro propio beneficio, de modo que podamos recibir la abundancia que El quiere otorgarnos. Esto puede compararse a un anfitrión que ha invitado a muchos invitados a un banquete. Ha preparado comida en abundancia, suficiente para que cada uno de sus invitados reciba una porción generosa. Si sus invitados llegan sentirá una enorme satisfacción, pero si no aparecen se sentirá sumamente decepcionado y angustiado, porque su deseo era que disfrutasen de los manjares que preparó para ellos.

Lo mismo sucede respecto al deseo de Dios: que estudiemos Su Torá y cosechemos nuestra recompensa.

El Midrash (Kohelet Raba) dice: “Cuando Dios creó a Adán, le mostró todos los árboles que crecían en el Jardín del Edén y le dijo: ‘Mira qué hermosa es Mi obra, que abundante y bella es. Todo esto Lo he creado para ti. Cuídate de no destruir Mi mundo’”. Vemos entonces que El Eterno quiere que el hombre camine por un camino de rectitud y justicia, y esto es por el bien del mismo hombre, con el fin de permitirle recibir el bienestar que lo espera en el futuro, en el Mundo Venidero.
(Zajor Lemiriam, cap. 11)

Este libro integra la colección del Club Hebreo del Libro

Indice del Club Hebreo
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin