Biografías

Biografías

Rashi

Pretenden que el padre de Rashi venda la piedra preciosa

Rabí Itzjak y su señora se aconsejaron entre ellos, para analizar cuales serán los pasos a seguir, y decidieron antes que nada averiguar el valor de la piedra preciosa.

Inmediatamente se dirigió la señora hacia el comerciante de diamantes y piedras preciosas más popular de la ciudad para preguntarle por la cotización de su piedra.

El comerciante cuando vio la gema, se sorprendió en gran manera, le dijo: "Tienes una piedra magnífica! Y, cuan grande es!". Estimo su valor en miles de francos, solo que lamento mucho no poder adquirirla porque no dispongo de semejente suma".

Muy emocionada regresó a su casa la señora e informó a su marido, el valor de la piedra.

 De todos modos, Rabí Itzjak dijo: "Ahora nosotros enriqueceremos a través de esta piedra, pero aun padecemos una gran aflicción, ya que ¿Qué beneficio tiene que seamos ricos si no tenemos quién herede nuestra fortuna?".

También la mujer entristeció en su corazón al escuchar estas palabras, sin embargo calló y no dijo nada.

La noticia sobre la piedra preciosa que se halla e propiedad de Rabí Itzjak se difundió por toda la ciudad. De boca en boca se transmitieron las características de la piedra, su tamaño y valor, y todos envidiaban a Rabí Itzjak sobre su hallazgo.

Entretanto, el rey de Francia iba y venía por su habitación mostrandose aflijido y apenado. El día de su cumpleaños se acercaba y él había dispuesto para esa fecha concluir su gran obra, una enorme estatua para realizar con ella cultos idólatras que estaría en su palacio.

Se había desarollado un enorme despliegue e invertido una fortuna en esta estatua, pero aun faltaba una pieza para completar el ojo izquierdo de la misma y los expertos no había podido localizar esta pieza, la cual debería ser una piedra preciosa que llene justo el tamaño del hueco que habían dejado para tal fin. Habían enviado representantes a las distintas naciones sin éxito hasta el momento.

En esto pensaba el rey mientras iba y venía por su despacho, y de repente irrumpe en la sala su sirviente, quién estaba pálido de la emoción.

El rey se sorprendió ante el descaro de su sirviente que ingresó a su despacho sin solicitar previa autorización.

"¿Qué sucede?" - preguntó el rey

"Tengo una noticia importante para informar a su majestad" - dijo el sirviente en medio de su prosternación ritual hacia el mandatario. "Escuché sobre una piedra que puede encajar justo en la valiosa estatua de su señoría, ya sea en tamaño como en belleza".

"¿Es así?" - se alegró el rey. "¿En manos de quién se encuentra?". "Hay que enviar de inmediato mensajeros para que la traigan!".

"La piedra se halla en manos de un judío de nombre Rabí Itzjak que vive en la ciudad de Trolles (Troya)" - respondió el sirviente, y relató como fue hallada la piedra.

Sin pérdida de tiempo, el rey envió llamar a sus consejeros, y les solicitó el envío de varios sacerdotes hacia Rabí Itzjak para solicitarle que venda la piedra, y les informó que acepten la suma que sea y que el propietario reclame.

Los sacerdotes llegaron a la casa del judío de Trolles y golpearon a la puerta.

 Rabí Izjak se atemorizó ante lo que veían sus ojos, sacerdotes que ejercen culto idólatra vistiendo sus rituales largas túnicas negras golpeando a la puerta de su precaria vivienda ubicada en el barrio judío.

"No temas!". - tranquilizó a Rabí Itzjak el principal de los visitantes que detectó su temor. "No hay en nuestros corazones ninguna mala intención. Solo que oimos sobre la piedra peciosa que está en tu poder, y te venimos a informar que al rey le hace falta una piedra así y se alegró mucho al escuchar que en tu propiedad tienes justo lo que su majestad necesita".

"¿Para qué necesita el rey una piedra así?' - preguntó Rabí Itzjak con asombro.

"Es su intención colocarla en el ojo de la estatua que erguirá en su palacio y está dispuesto a abonar la cifra que sea". - respondieron los sacerdotes.

"¿Para una estatua?" - temió Rabí itzjak y pensó "¿Cómo puedo vender la piedra para que con ella se haga culto idólatra?".

Respondió: "Aun no se si puedo vender la piedra". Y trató de intentar algunas tretas para esquivar a la venta.

"No dudes judío, pide la suma que quieras" - intentaron los sacerdotes, "Estamos dispuestos a pagar varias veces el valor real de la piedra".

Pero Rabí Itzjak se rehusaba y estaba dispuesto a desistir de los miles de francos que le ofrecieron, solo para no asociarse ni tener parte en nada que se vincule con cultos idólatras.

Luego de ver lo sacerdotes que no tuvieron éxito en convencerlo que venda la piedra, se acercó el dirigente principal de ellos y dijo:

"Escucha por favor judío nuestras últimas palabras: Si decides vendernos la piedra: está bien, y recibirás la enorme suma que te ofrecimos. Pero si no, haz de saber que tu futuro será muy amargo, pues difundiremos públicamente que haz robado esa piedra de una estatua donde se realiza culto idólatra. Entonces te puedes imaginar lo que acontecerá con tu vida cuando esto se sepa entre el pueblo que profesa el culto".

Vio Rabí Itzjak que no había salida y decidió al no haber alternativa, simular que está de acuerdo en vender la piedra,y les comunicó que él en persona viajará hasta lo del rey para llevarle la gema.

Totalmente satisfechos, estuvieron de acuerdo los en cumplir con su solicitud, ya que estaban alegres por haberlo convencido. Y fijaron la fecha en la que viajarían juntos hacia lo del rey.

Indice de Biografías  
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces