Mística

VESTIMENTAS SUBLIMES HECHAS CON LAS BUENAS OBRAS

Adán, el primer hombre, cuando estaba en el Jardín del Edén estaba vestido con una vestimenta como lo que hay en lo Alto. Y era una vestimenta de irradiación de luminosidad suprema. Estaba hecha a partir de la irradiación energética cósmica de los mundos espirituales inferiores: el Mundo de la Creación -Briá-, el Mundo de la Formación -Ietzirá-, y el Mundo de la Acción -Asiá-.

Pero Adán desobedeció la ordenanza de El Santo, Bendito Sea, y comió del fruto que Él le había prohibido que comiese, como está escrito: «Y la mujer percibió que el árbol era bueno como alimento, y que era un deleite para los ojos, y que el árbol era deseable como un medio para alcanzar la sabiduría, y ella tomó de su fruto y comió; y también le dio a su marido junto a ella y él comió» (Génesis 3:6)

Por esa razón, Adán fue expulsado junto con su esposa del Jardín del Edén. Pero para entrar en el mundo exterior, necesitaba vestimentas apropiadas, como las de este mundo terrenal, y El Santo, Bendito Sea, se las proveyó, como está escrito: «Y El Eterno Dios hizo para Adán y para su esposa vestimentas de piel -or-, y los vistió» (Génesis 3:21).

La expresión or está escrita con la letra ain al comienzo, y significa piel. Pero la letra ain se intercambia por la letra alef, ya que las letras ain y alef son post–alveolares, originándose en lo más profundo de la boca, donde comienza la garganta. Por lo tanto se intercambian entre sí. Y or con alef significa «luz». Y esta es la explicación: En un comienzo eran vestimentas de luz –or con alef-, hechas a partir de esa luz que sirvió en ese entonces en el Jardín del Edén. Pues en el Jardín del Edén servía la luz suprema que ilumina, y El Santo, Bendito Sea, lo vistió a Adán con una vestimenta de esa luz; y lo ingresó allí vestido con esa vestimenta. Y si no estuviera vestido en un comienzo con esa luz, Adán no podía entrar allí. Pues en cada circunstancia se requieren vestimentas apropiadas, de acuerdo con el lugar.

Pero por cuanto que fue expulsado de allí, Adán necesitaba otra vestimenta, por eso El Santo, Bendito Sea, se le proveyó, como está escrito: «Y El Eterno Dios hizo para Adán y para su esposa vestimentas de piel -or-, y los vistió» (Génesis 3:21). La expresión or está escrita en este caso con la letra ain al comienzo. Pues todos los seres creados se visten como es necesario, con las vestimentas adecuadas, en el momento adecuado, acorde a sus merecimientos.

Esto también fue así con las vestimentas del sumo sacerdote, ya que en ese caso ocurrió similar a esto que mencionamos, pues le fueron hechas vestimentas apropiadas para servir en el Santuario, como está escrito: «De la lana turquesa, púrpura y carmesí hicieron vestimentas tejidas para oficiar en el Santuario, e hicieron las vestimentas sagradas de Aarón, tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés)» (Éxodo 39:1).

Los sabios explicaron que las buenas obras que la persona realiza en este mundo le reportan un beneficio sumamente importante, pues esas obras atraen de la irradiación de luminosidad que surge del resplandor supremo de lo Alto, convirtiéndose en una vestimenta para rectificarse y estar preparado para entrar con ella en el Mundo Venidero. Y esta vestimenta es necesaria para mostrarse vestido con ella ante El Santo, Bendito Sea, y provocar la unión cósmica suprema. Y con esa vestimenta de luminosidad con que la persona se viste, provoca un gran placer a su alma, ya que el alma de la persona tiene provecho de la irradiación de luminosidad suprema, y ve a través de la irradiación de luminosidad de la Lámpara que ilumina mediante una luz propia, como está dicho: «Para contemplar la hermosura de El Eterno, y para visitar su Palacio» (Salmos 27:4). Es decir, a través de las buenas obras se obtiene una vestimenta apropiada para vestirse con ella y contemplar la irradiación de luminosidad de lo Alto, y visitar su Palacio. Pues allí, las almas de los justos aprehenden la irradiación de luminosidad de lo Alto y tienen provecho de ella.

Por eso el alma se viste con vestimentas de dos mundos, para tener completitud en todos los mundos, en este mundo de lo bajo, y en el mundo de lo Alto. Y a esto se refiere lo que está escrito: «Ciertamente los justos alabarán tu Nombre; los rectos morarán en tu Presencia» (Salmos 140:14). Pues: «ciertamente los justos alabarán tu Nombre», en este mundo, y en mérito de ello: «los rectos morarán en tu Presencia», en ese mundo, es decir, estarán vestidos con sus vestimentas de luminosidad ante la Presencia de El Santo, Bendito Sea, en el Mundo Venidero (Midarsh, Zohar, Talmud, mefarshim).

 

Últimos artículos publicados  
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces