Pensamientos conceptuales

Pensamientos conceptuales

Un Nuevo Amanecer
Por Aribentsiyon Halevy Sharon

El porvenir esta intrínsecamente ligado a la conciencia que proviene de la experiencia de lo vivido por el individuo de acuerdo a su género. Rab. Moisés Maimonides (de bendita memoria) ya en su tiempo explico y trato las diferentes orientaciones del alma del individuo, donde esta se orienta hacia la izquierda o hacia la derecha de acuerdo a la predisposición del individuo, hacia actitudes que son consideradas como aceptables, preferidas o negadas como buenas por los estándares de una sociedad.

La conciencia como producto del pensamiento sucede en varias etapas. Estas etapas son la multiplicación de la capacidad de los sentidos de percibir la realidad. Nos encontramos en muchos casos, diferentes personas que viven un mismo momento, pero perciben una realidad distinta y por ende un estado del pensamiento distinto. Nuestro objetivo es la de unificar y por ende lograr la unidad percibida, de esta forma aumentar el potencial de la energía que preferiblemente debe canalizarse hacia la construcción de un ambiente sano y equilibrado.
El sol iniciaba su recorrido desde el este hacia el oeste, como fue establecida la ley natural por nuestro creador. Si todo objeto obedece las normas de la ley natural, más todo el ser humano esta contraído por la energía que activó su proceso de vida. El ciclo de la vida se mueve de acuerdo a como los individuos expanden y liberan la energía que va formando la conciencia del alma. El árbol recibe la energía del sol y crece continuamente hasta el punto en donde los recursos necesarios se igualan con la capacidad de la materia del árbol de procesar y descomponer. En este momento debe nacer una nueva esperanza y una nueva semilla debe germinar para poder servir con todos los atributos la ley natural de nuestro creador.

Inmersos en los rayos del sol la luz del alma abre las puertas del corazón y nuestros sentidos vuelven a querer los recuerdos de las almas pasadas, y nuestra mente se une con la sabiduría del corazón. Cuando observamos el horizonte una imagen de nuestros recuerdos pasados toca la puerta tímidamente se asoma y sutilmente acaricia la conciencia, y junto al pensamiento hacen realidad aquello que es pasado pero que vuelve como el viento.

Los sueños nos revelan sólo una muy ínfima parte de los posibles escenarios por vivir, esta de nuestra parte realizar un esfuerzo físico y mental para lograr alcanzar un estado de bienestar. Un estado de bien que logre neutralizar el mal intrínseco en nuestra conciencia y logre equilibrar nuestro comportamiento. El equilibrio del comportamiento logrará unificar nuestro potencial y concentrar nuestro accionar hacia la construcción de un mundo positivo, de un mundo de bien.

Las olas del mar pasan y erosionan el suelo, por donde tiempos pasados se hicieron realidad. Una nueva superficie será espectador de un presente, y una nueva generación se prepara para enfrentar los retos de la evolución de la existencia según la Ley Natural de nuestro creador. Solo el corazón de aquellos cuerpos puede transportar el recuerdo de lo vivido y volver a querer el alma de lo ya vivido.

Últimos artículos publicados  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces