Actualidad

La creación del Cielo y la Tierra

¿Alguna vez se le ha cruzado por la cabeza saber si el cielo fue creado antes o si la tierra precedió al cielo?
Posiblemente jamás se haya planteado este asunto. Mas no podrá negar que se trata de una pregunta relevante desde todo punto de vista.

El hallazgo de la respuesta acertada nos revelaría, por ejemplo, datos trascendentales de la creación.

Antes bien, luego de despertar este interrogante, uno pregunta: además del dato cronológico resultante, ¿existe alguna razón, o consecuencia trascendental derivada del orden de creación del cielo y la tierra?

Estos planteos que hemos propuesto fueron exhaustivamente analizados por los sabios de Israel y tras arduas investigaciones y debates, obtuvieron respuestas satisfactorias. Las mismas son expuestas a continuación, y como cierre, a modo de broche de oro, se resuelve el último planteo propuesto acerca de la consecuencia derivada del orden de creación del cielo y la tierra.

El informe

Rabí Iojanán brindó una enseñanza en nombre de los sabios que revela datos relevantes sobre la obra de la creación, cuando ésta fue realizada por El Eterno a partir de la nada:

Los cielos fueron creados antes, pero respecto a la culminación estructural de la obra, la tierra fue completada antes. Pues la tierra se encontraba en su sitio definitivo, y totalmente fundamentada desde el primer día de la creación, mientras que los cielos permanecieron inconsistentes hasta el segundo día. Esto se aprende con certeza de los versículos que constan en el relato del Génesis, ya que, en tales pasajes, lo concerniente a la obra de la expansión de los cielos, fue narrado en la Biblia recién en el segundo día de la creación. Debido a ello los sabios dedujeron que en el segundo día de la creación, los cielos solidificaron. Resulta que la estructuración de la tierra tuvo lugar antes, durante el transcurso del primer día de la creación, y los cielos fueron culminados a posteriori, en el segundo día. (Midrash)

Dijo Rabí Tanjuma: yo agregaré un motivo basado en versículos de la Biblia, que sirve de apoyo a lo dicho por Rabí Iojanán

Los cielos fueron creados antes, esto se aprende del versículo, como está escrito: “En principio de la creación creó Dios a los cielos y a la tierra” (Génesis 1: 1), resulta que en el acto de la creación, consistente en el inicio de todo, los cielos antecedieron, pero respecto a la culminación estructural de la obra, la tierra fue completada antes. Esto se aprende del versículo, como está escrito: “Éstas son las crónicas del cielo y la tierra cuando fueron creados el día que El Eterno Dios hizo la tierra y el cielo” (Génesis 2: 4) Resulta que para lo concerniente a la hechura, que es la completitud de la obra, la tierra antecedió.

Rabí Shimón bar Iojai se refirió a la discusión planteada y dijo: me sorprende que los principales sabios de Israel, integrantes de las academias de Beit Shamai y Beit Hilel, hayan divergido acerca de la creación del cielo y la tierra, adoptando diferentes posturas acerca de cuál de ellos fue creado primero.

Más bien, yo digo que ambos no fueron creados, en forma sucesiva, uno tras el otro, sino que la creación del cielo y la tierra se llevó a cabo semejante a una sartén honda y su tapa, a la cual el alfarero elabora junto con la sartén. Ya que inicialmente éste realiza el amasijo, al cual da consistencia y modela hasta darle la forma deseada. Posteriormente ingresa la pieza al horno para que cobre solidez. Luego del horneado, retira la pieza y la succiona en dos partes, quedando conformadas la sartén y la tapa. De este modo El Eterno creó el cielo y la tierra, al unísono, y luego los separó en dos, tal como está dicho: “También mi mano fundamentó la tierra, y mi diestra hizo los cielos, los emplacé y se establecieron yuxtapuestos” (Isaías 48: 13).

Dijo Rabí Elazar, el hijo de Rabí Shimón: si el tema en cuestión es realmente como la concepción de mi padre, o sea, el cielo y la tierra fueron creados al mismo tiempo, en ese caso ¿por qué acontece que en algunas ocasiones se antepone en la Biblia la tierra al cielo, y en otras ocasiones se antepone el cielo a la tierra?. Pues si contemplamos las opiniones de Bait Shamai y Beit Hilel, cada uno de ellos emplea un versículo que antepone la tierra al cielo o viceversa, para afianzar su tesitura, pero según la opinión de mi padre, Rabí Shimón, quien sostiene que el cielo y la tierra fueron creados al mismo tiempo, ¿que utilidad tienen estos versículos que anteponen a la tierra al cielo o viceversa?.

Respuesta

La respuesta es, que estos versículos que anteponen en una ocasión a la tierra y en otra al cielo, no fueron escritos en la Biblia sino para enseñar que ambos –el cielo y la tierra- poseen la mismo importancia. Ya que la tierra no puede existir sin la influencia proveniente del cielo, y el cielo no puede existir sin la influencia de la tierra. Es decir, si en la tierra no se estudia la Torá y se la lleva a la práctica cumpliendo los preceptos que en ella hay proscritos.

Se aprende que el estudio de la Torá practicado en la tierra por los seres humanos, posibilitan la existencia del cielo y la tierra que fueron creados al unísono y dependen uno del otro. Esta es la consecuencia trascendental derivada del orden de creación del cielo y la tierra. Un orden de igualdad, y equidad total, depositado por El Eterno en manos de los hombres para ser mantenido con su estudio y cumplimiento de las sagradas palabras de la Torá.

 

Últimos artículos publicados  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces