Actualidad

Desdichas

Si sobrevienen desdichas, es necesario tener en cuenta este principio elemental: «A aquel a quién ama, a él Dios le reprende» (Proverbios 3:12). Además está escrito: «Así como un hombre castiga a su hijo, El Eterno Tú Dios te castiga» (Deuteronomio 8:5). Y también está escrito: «Dichoso el hombre a quién Dios le castiga, y de Su Torá le enseña» (Salmos 94: 12).

Por lo tanto, no hay motivo para entristecerse aunque existieran adversidades. Pues es evidente que se trata de un mensaje proveniente de El Eterno. Él provoca que sucedan estos percances para que reflexionemos sobre nuestra conducta pasada, y mejoremos.

Últimos artículos publicados  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces