Actualidad

Como Juzgar al Prójimo

Toda persona debería juzgar favorablemente a los demás, como lo establece la Torá: “Con justicia juzgarás a tu prójimo” (Levítico 19:15). Los sabios explican que este versículo significa: “Uno debería juzgar a su prójimo favorablemente” (Shevuot 30a). Este es uno de los preceptos por los que el hombre disfruta de dividendos en este mundo, mientras que la recompensa principal se reserva para el Mundo Venidero (Shabat 127).

Pero ante todo debemos entender qué implica juzgar favorablemente. Digamos que uno oye un rumor malicioso acerca de su vecino. Juzgar favorablemente significa que debe asumir que su vecino no hizo o dijo lo que le acusan de haber hecho o dicho, y que si el vecino es realmente culpable, debe haberlo hecho sin ser consciente de estar haciendo algo prohibido. Y si ninguna de estas posibilidades es probable, debe asumir que la versión de la historia que escuchó no es correcta, que se le debe haber agregado algo que deforma la verdad o se dejó de lado algún detalle de importancia que podría servir de justificación.

Por lo tanto los sabios nos han dado la siguiente regla: “No juzgues a tu prójimo hasta no haber estado en su lugar” (Avot 2:4).

Es sumamente importante empeñarse en perfeccionarse en este aspecto, elaborar la capacidad de darle al otro el beneficio de la duda cuando sea necesario y ver a los demás en forma positiva. Porque al juzgar a los otros favorablemente, uno, a su vez, será juzgado favorablemente. Esto puede influir en el juicio del Tribunal Celestial, que decidirá si será declarado justo o malvado, por toda la eternidad. Una persona será declarada meritoria o culpable y condenada, si sus preceptos sobrepasan o no a sus transgresiones. Si sus méritos son mayores es clasificado como justo, si sus transgresiones lo son, es calificado como malvado.

Sin embargo, incluso aunque se tengan miles de preceptos en su crédito, si el Santo, Bendito sea, lo trata con la medida completa de juicio Divino, sólo quedarán unos pocos de ellos. Un gran número de los mismos será descalificado porque no fueron observados escrupulosamente y hasta el último detalle. Muchos de los observados al pie de la letra serán excluidos porque no fueron observados con la devoción, amor, temor y alegría adecuados a la observación de preceptos. Por lo tanto, si El Eterno evalúa la práctica de los preceptos con toda precisión y rigor, la mayoría serán hallados defectuosos y los preceptos restantes serán demasiado pocos en contraposición a sus transgresiones y será calificado como malvado por toda la eternidad.

Sin embargo, si el Creador trata a la persona con la medida de compasión, y quiere juzgarlo favorablemente, todos sus méritos permanecerán completos. Más aún, incluso cuando las iniquidades sobrepasan a sus méritos, si el Santo, Bendito sea, quiere juzgarlos aplicando la medida de compasión completa, su número se reducirá ya que muchos serán descartados porque fueron cometidos sin intención o por alguna otra razón. Si el Creador quiere juzgar a una persona meritoriamente, nada puede impedirlo. En consecuencia, cuando las transgresiones de una persona disminuyen, la balanza del juicio se inclina en su favor y será calificado como justo para siempre.

Todo esto dependerá de la manera con la que uno se relaciona a los demás durante su vida. Si suele juzgar a los demás favorablemente, será juzgado de la misma manera, como lo señala el Talmud en el tratado Shabat (127). Sin embargo, si su actitud es ruda y recriminatoria, y habla mal de los demás, los ángeles oficiantes también hablarán mal de él en los reinos superiores, tal como lo describe el Midrash Mishlei.

Por lo tanto, durante la vida, uno debe ser consciente que cuando juzga a su prójimo, tanto para bien como para mal, en realidad está determinando su propio veredicto.

(Shemirat Halashón, cap.4)

Este artículo es gentileza del Club Hebreo del Libro.

 

Últimos artículos publicados  
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces