Pirkei Abot

Éticas de nuestros padres

Mishná 4: (2ª parte)

Iosei hijo de Ioezer hombre de Tzeredáh e Iosei hijo de Iojanán hombre de Yerushalaim recibieron de ellos. Iosei hijo de Ioezer dice: sea tu casa, casa hasta para los sabios, y espolvoréate con el polvo de sus pies y haz de beber con sed sus palabras.

Espolvoréate con el polvo de sus pies

79Es decir: ve tras ellos, ya que levantan polvo a su andar, y el que va detrás lo recibe.

80Además, cuando un hombre importante, en el conocimiento de la Torá, ingresa a la ciudad, no digas: "No lo necesito", sino que debes ir tras él y recibir todas las palabras que salen de su boca con reverencia.

El ejemplo en esto es Rabí Eliezer hijo de Hurkanus, cuya historia es así 

81El padre de Rabí Eliezer hijo de Hurkanus, tenía operarios que araban en los surcos, y él araba en suelo pedregoso. Se sentó y lloraba. Preguntó a él su padre, ¿Por qué lloras?, ¿Quizá te apenas porque trabajas en suelo pedregoso?. Ahora ararás en los surcos.

Se sentó sobre los surcos y lloraba. Preguntó a él ¿Por qué lloras? ¿Quizá porque trabajas en los surcos?.

Dijo a él ¡No!. ¿Y por qué lloras?. Porque deseo estudiar Torá.

Dijo a él, ¡Tienes ya veintiocho años ¿y pretendes estudiar Torá?; sino toma para ti una mujer por esposa que te de hijos a los que llevarás a la escuela para que estudien.

Transcurrieron dos (*)Shabat sin que pruebe bocado, hasta que se le reveló el profeta Eliahu, que sea recordado para bendita memoria, quién dijo a él:

"¡Hijo de Hurkanus, ¿Por qué lloras?!".

Dijo a él: "Porque quiero estudiar Torá".

Dijo a él el profeta: "Si pretendes estudiar Torá, sube a Ierushalaim (Jerusalem) y ve a lo de  Rabí Iojanán hijo de Zakai.

Se levantó y se encaminó hacia lo de  Rabí Iojanán hijo de Zakai.

Cuando llegó, se sentó y lloraba.

Preguntó a él Rabí Iojanán hijo de Zacai, ¿Por qué lloras?.

Dijo a él: Porque deseo estudiar Torá.

Preguntó a él Rabí Iojanán hijo de Zacai: ¿De quién eres hijo?.

No contestó a él.

Preguntó el Rabí Iojanán hijo de Zacai "¿Nunca estudiaste el recitado del (**)"Shemá", ni como recitar la plegaria ni la bendición para después de las comidas?".

Dijo a él: ¡No!.

Dijo a él Rabí Iojanán hijo de Zacai: "¡Levántate que te enseñaré las tres!".

Se sentó y lloraba.

Dijo a él Rabí Iojanán hijo de Zacai: "Hijo mío ¿Por qué lloras?".

Dijo a él: ¡Porque quiero estudiar Torá!.

Rabí Iojanán hijo de Zacai le solía enseñar dos leyes cada día de la semana;

el muchacho las repetía y se apegaba a las enseñanzas.

De todos modos transcurrieron ocho días que no probó bocado, hasta tal punto que salió un feo olor de su boca ante Rabí Iojanán hijo de Zakai, quién se levantó de delante de su presencia.

El joven se sentó y lloraba.

Dijo a él Rabí Iojanán hijo de Zacai "¿Por qué lloras?".

Contesto el muchacho: Porque usted se paró delante mío como un hombre que se levanta delante de un apestado.

Dijo a él: ¡Hijo mío, así como salió olor de ti, de esa misma manera que suba el aroma de las leyes de la Torá de tu boca hasta el cielo!.

Dijo a él Rabí Iojanán hijo de Zacai: "¿De quién eres hijo?".

Contestó: "Soy hijo de Hurkanus".

Dijo a él Rabí Iojanán hijo de Zacai: "Eres hijo de uno de los grandes del mundo, y no me lo querías decir. Le dijo, ¡hoy comes en mi casa!".

Dijo a él: "Ya comí en lo de mis anfitriones".

Preguntó a él Rabí Iojanán hijo de Zacai: "¿Quiénes son tus anfitriones?".

Dijo a él: "Rabí Ieoshúa hijo de Jananiá y Rabí Iosei el Cohen".

Envió a lo de sus anfitriones a preguntar. Y el enviado les consultó: "¿ Comió en lo de ustedes Eliezer el día de hoy?".

Dijeron a él: "!No!, y ya hace ocho días que no come nada".

Luego de eso fueron  Rabí Ieoshúa hijo de Jananiá y Rabí Iosei el Cohen hacia Rabí Iojanán hijo de Zakai y le informaron que hace ocho días que no come nada.

Entretanto, los otros hijos de Hurkanus, dijeron a su padre, ¡Sube a Ierushalaim, para desheredar a tu hijo Eliezer de tus propiedades!.

Subió a Ierushalaim y se encontró con que era el día de cumpleaños de Rabí Iojanán hijo de Zakai, y se hallaban todos los hombres importantes del país participando del banquete, "Ben Tzitzit Hakeset", "Nakdimón hijo de Gurión", y "Ben Calva Sabúa".

¿Por qué se llama así "Ben Tzitzit Hakeset" (textualmente "Ben" significa  - hijo, "Tzitzit" -  flecos, "Keset" – cobertor;  de lo que se entiende "el que tenía los flecos sobre un cobertor", inclusive cuando circulaba por la calle, y no los arrastraba por el piso, dando la idea de ser alguien distinguido)?. Porque su ubicación en la comida era por sobre los grandes de Ierushalaim.

Dijeron sobre  "Nakdimón hijo de Gurión", que tenía suficiente como para alimentar a cada uno de los habitantes que había en Ierushalaim, la cantidad de tres "sea" (cada "sea" equivale a un volumen de 13222,11 cm3) de harina.

85Además se trataba de un hombre especial, ya que su verdadero nombre era "Boni", sin embargo se lo conoce por el seudónimo que mencionamos, el cual representa "detención". Y esto fue por algo que aconteció hace muchos años, cuando como era habitual, todo el pueblo judío subía hasta Jerusalem para cumplir con el precepto de  presentarse frente a Hashem. Solo que esta vez los que vinieron carecían de agua para beber.

Nakdimón toma la decisión de  dirigirse hacia uno de los potentados de la zona, al que le solicita un préstamo de doce fuentes naturales de agua para que los visitantes puedan saciar su sed; y le garantizó que se las va a devolver, y si no puede reintegrarle el agua, le aseguró que le abonaría con doce bloques de plata, y estableció la fecha límite para esto (o que llueva y se llenen las fuentes o el pago).

Llegó el día de finiquitar la cuenta y no llovió. Por la mañana, el individuo manda a reclamar: "¡O el agua, o el dinero!".

La respuesta fue: "¡Aun tengo todo el día!" (le insinúa con esto que aun puede llover y las fuentes se llenarán).

Por el mediodía nuevamente le exige su pago, y Nakdimon responde: "¡Aun hay tiempo!".

Por la tarde se repite la petición, por lo que contesta: "¡Aun es de día!".

El hombre en tono burlón expresa: "¿Durante todo el año no cayeron lluvias, y ahora van a caer?". E ingresó a tomar un baño de inmersión con alegría.

Entretanto, Nakdimón se presenta en el Templo Sagrado, apenado se envuelve en su "talit" (prenda de cuatro puntas con flecos que el pueblo judío estila utilizar para orar), y comienza a derramar su plegaria: "Amo del universo, es manifiesto y sabido delante de Ti, que no hice esto por mi propio honor, y tampoco por el de mi padre, sino por el Tuyo, con el objetivo que tengan agua los que suben a vicitarte".

De inmediato se cerraron las nubes en el cielo y cayó mucha lluvia, hasta que se llenaron las doce fuentes y más también.

El hombre y Nakdimón se encontraron, y este le solicita que le abone el excedente de líquido. Sin embargo, el potentado acusa que el sol ya se puso, lo que demuestra que el agua cayó después de lo pactado, así que la deuda persiste.

Regresó Nakdimón al Templo Sagrado, oró nuevamente, y se produjo un nuevo milagro; se despejó el cielo y brilló el sol, por lo que el individuo se resignó y sostuvo: "Si no fuera que brilló el sol, yo tendría un motivo para reclamar mi dinero".

Es por eso que se lo conoce por el seudónimo que denota "detención" (Nakdimón = detención), pues se detuvo el día por unos instantes desplazando a la noche; y todo por su causa.

Dijeron sobre "Ben Calva Sabúa" (Calva = perro; Sabúa = saciado), que tenía una casa de cuatro "cur" (cada "cur" equivale a un volumen de 432 litros) de jardines de oro molido. Dijeron a él: "el padre de Rabí Eliezer viene". Dijo a ellos: "Háganle lugar", y lo hicieron sentar a su lado.

Entonces Rabí Iojanán hijo de Zakai puso sus ojos sobre Rabí Eliezer y le dijo "!Dinos alguna cosa de la Torá!".

Rabí Eliezer contestó a su maestro: "¡Maestro, te daré un ejemplo a que se parece la cosa!, a un pozo al que no se le puede extraer más agua del que en él ingresamos; así, yo no puedo decir palabras de la Torá más de lo que recibí de ti"

Dijo a él Rabí Iojanán hijo de Zakai: "Te daré un ejemplo a que se parece la cosa, a un manantial surgente, el cual tiene fuerza para sacar agua más de lo que se le ingresa, así tú puedes sacar más Torá de la que se recibió en el (***)Sinaí". Agregó Rabí Iojanán hijo de Zakai, "¿Quizá por mi presencia te avergüenzas?; en ese caso me retiraré de tu lado".

Se paró  Rabí Iojanán hijo de Zakai y salió hacia afuera, y Rabí Eliezer estaba sentado y disertaba, y su rostro resplandecía como la luz del sol, y un brillo salía de él  como el brillo de Moshé, y la gente no sabía si era día o noche (porque estaban muy impactados con las palabras de Rabí Eliezer).

Se apareció Rabí Iojanán hijo de Zakai por detrás y lo besó en su cabeza. Dijo a él: "Dichosos Abraham, Izjak i Iaakov, que este salió de ellos"

Dijo Hurkanus: "¿A quién le dijo así?".

Dijeron a él: "A tu hijo Eliezer".

Dijo a ellos Hurkanus: "¡No tenía que decir así, sino dichoso ‘yo’, que salió este de mi".

Rabí Eliezer estaba sentado y disertaba, y su padre estaba parado a sus pies, se estremeció y le dijo: "Padre, siéntate que no puedo decir palabras de Torá y tu estás parado"

Dijo a él su padre: "Hijo mío, no para esto vine, sino para desheredarte de mis propiedades, y ahora que te veo y aprecio toda esta alabanza, he aquí tus hermanos son desheredados y todas las propiedades son dadas a ti como obsequio".

Dijo a él Eliezer: "Yo soy como uno de ellos, si hubiera pedido tierras delante de Hashem, me daría, como versa: ‘82De Hashem es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y los que en él habitan’. Si hubiera pedido plata y oro, me daría, como versa: "83 Mía es la plata y mío es el oro, dijo Hashem de los ejércitos". Pero no pedí delante de Hashem sino solamente Torá, como versa "84Por eso sobre todos Tus preceptos me mantuve con rectitud, y todo sendero de la mentira odié".

Y esta actitud asumida fue gracias a que Rabí Eliezer se dedicó a absorber el polvo que levantan los sabios al andar, ya que fue permanentemente tras ellos para recibir sus enseñanzas, como relatamos a lo largo de nuestra narración.

(*) Shabat es el día de reposo que comienza con la puesta del sol del viernes y concluye con la salida de las estrellas del sábado por la noche. Ya en Egipto, durante la esclavitud del pueblo judío, Moshé instauró al Shabat como día de reposo, ya que el líder judío demostró al Faraón que si los esclavos trabajan seis días y descansan uno, rinden más en su labor.

Le tuvo que demostrar solo los beneficios físicos pero nosotros recibimos la explicación de las bondades de este día y sabemos que espiritualmente tiene valores y efectos muy grandes, además de ser un pacto entre Hashem y el pueblo judío.

(**) - "Shemá" es la oración conocida como "Shemá Israel",("Oye Israel") y es el versículo que versa en la sección semanal de la Torá 7Debarim 6:4; "Oye Israel, Hashem es nuestro Di-s, Hahem es uno", luego se recita la estrofa que versa en la Guemará  Pesajim56a "Bendito sea el nombre de la gloria de Su reino por siempre jamás". Posteriormente se lee la continuación de los versículos en Debarim 6:5 a 9; se prosigue con la sección semanal de la Torá 7Debarim 11:13 a 21 y se concluye con la sección semanal de la Torá 7Bamidbar 15:37 a 41. La oración de "Shemá  Israel" es muy importante y es una de las primeras que las madres enseñan a sus pequeños hijos, donde les cantan el primer versículo mientras su bebé todavía permanece en la cuna. Además entre otras cosas, Rabí Akiva antes de morir en manos de los verdugos del rey recitó esta plegaria y dijo que toda su vida había esperado el momento de entregar su vida por Hashem; y ahora que llegó la oportunidad no la quiso desaprovechar.

Explicación escrita: Leilui Nishmat: Abi u mori "Israel ben Peshl"

  • (***)- Nombre de la montaña donde Hashem entregó la Torá.

  • 79 - Rab Ovadia de Bartenura

  • 80 - Abot de Rabí Natán, capítulo 6.

  • 81 - Extraido de del capítulo 1 y 2 del libro "Pirkei de Rabí Eliezer".
  • 82 - Salmos 24: 1.

  • 83 - Jagui 2: 8.

  • 84 - Salmos 119: 128.

  • 85 - Tratado del Talmud "Taanit", pag. 19b y 20ª.

Untitled Document
Indice de Pirkei Abot  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin