Pirkei Abot

Éticas de nuestros padres

Mishná 1: 7ª parte

Moshé recibió la Torá de (Hashem que se  reveló   en   el  monte)  Sinaí    y   la entregó    a    Ieoshúa.   Ieoshúa  a   los ancianos, y  los  ancianos la entregaron a  los  hombres  de  la  Gran Asamblea. Ellos   dijeron   tres   cosas: sean circunspectos en el  juicio,  establezcan muchos  alumnos  y  hagan vallado a la Torá. 

y hagan vallado a la Torá.

El versículo declara “46Guarden Mis guardias”, es decir, a eso que les ordené cuidar, o sea “Mis guardias” - resguárdenlas, esto es el sentido de la palabra “guarden”. Guarden las guardias ya establecidas, construyendo un vallado protector47.

48Cuando nos aprestamos a tomar un transporte público, no lo esperamos en el límite de la vereda, que es el cordón cuneta, quién hace las veces de frontera entre la calle y la acera. Lo aguardamos un poco más atrás de ese límite y además enseñamos a nuestros niños a proceder similarmente pues puede ocurrir un accidente. Ahora, si el chico transgrede nuestra advertencia, por lo general será castigado, haciéndole saber que esa medida que hemos tomado es para proteger su propia vida. 

El cordón cuneta es la valla que el municipio instaló para resguardarnos de no ser atropellados, y nosotros colocamos otro cerco adicional, que es no acercarse siquiera.

Esta es la explicación del tema que estamos tratando. Hashem nos entregó grandes sabios para que nos conduzcan y resguarden nuestras vidas. Ellos cumplieron con este precepto y nos legaron estos decretos que constituyeron para nuestro bienestar, por lo que debemos ser cuidadosos, ya que transgredirlos es como profanar el mandamiento de un padre, sabiendo49 que los maestros son como nuestros progenitores, pues nos conducen a una vida eterna en el mundo por venir.

Cierta vez, ya hace de esto más de mil quinientos años, durante la época de Rabán Gamliel50, preguntaron: “¿Desde cuándo se puede comenzar a leer la plegaria de ‘51Oye Israel’ por las noches?.

Rabí Eliezer responde: desde la hora en que los 52Cohanim (oficiantes en el Templo Sagrado) salen a comer sus ofrendas (“terumá”); y su tiempo se prolonga hasta el final de la primera guardia, o sea, hasta la culminación del primer tercio de la noche.

Los demás sabios sin embargo, sostienen que el plazo para recitar esta oración es hasta medianoche, y Rabán Gamliel piensa que está permitido hasta que se vean los primeros destellos de luz antes del amanecer.

Ocurre que de pronto ingresan los hijos de Rabán Gamliel, quienes regresaban de un casamiento y declaran que estuvieron tan inmersos en alegrar a la nueva pareja que contrajo enlace (bailando, haciendo malabarismos, etc.), que olvidaron recitar la plegaria “Oye Israel”.

Su papá les contesta: “Si aun no llegó el alba, están obligados a recitar la plegaria. Y no solo eso, todo lo que dijeron los sabios ‘hasta medianoche’, en realidad es hasta la llegada del alba. Si es así ¿Para qué dijeron hasta medianoche?. Fue con la finalidad de alejar a la persona de la transgresión”.

Pues este cerco que establecieron es para que el individuo se apronte a cumplir los mandamientos de Hashem y no los deje para último momento, ya que pueden olvidarse y no hacerlo; o realizarlo después del tiempo establecido. 53Y estudiamos, que los eruditos hicieron vallado a sus palabras diciendo “hasta medianoche”, para que no venga el trabajador del campo (de su trabajo) cerca del oscurecer y manifieste: “Iré a mi casa, comeré algo, beberé un poco, me recostaré unos instantes, y luego recitaré mis plegarias”. Resulta que lo vence el sueño y duerme toda la noche. Por lo que establecieron que vaya primero a la sinagoga o casa de estudio. Si acostumbra estudiar, que lo haga, luego recita “Oye Israel”, ora las demás plegarias, y posteriormente come su pan54.  

Explicación escrita: Leilui Nishmat: Abi u mori "Israel ben Peshl"

  • 46 – Vaikrá 18: 30

  • 47 – Guemará Iebamot 21ª.

  • 48 – “26 de Nisán”.

  • 49 – Guemará Babá Metzía 33ª.

  • 50 – Mishná Berajot capítulo 1: 1.

  • 51 – “Shemá”:

Es la oración conocida como “Shemá Israel”,(“Oye Israel”) y es el versículo que versa en la sección semanal de la Torá 7Debarim 6:4; “Oye Israel, Hashem es nuestro Di-s, Hahem es uno”, luego se recita la estrofa que versa en la Guemará  Pesajim56a “Bendito sea el nombre de la gloria de Su reino por siempre jamás”. Posteriormente se lee la continuación de los versículos en Debarim 6:5 a 9; se prosigue con la sección semanal de la Torá 7Debarim 11:13 a 21 y se concluye con la sección semanal de la Torá 7Bamidbar 15:37 a 41. La oración de “Shemá  Israel” es muy importante y es una de las primeras que las madres enseñan a sus pequeños hijos, donde les cantan el primer versículo mientras su bebé todavía permanece en la cuna. Además entre otras cosas, Rabí Akiva antes de morir en manos de los verdugos del rey recitó esta plegaria y dijo que toda su vida había esperado el momento de entregar su vida por Hashem; y ahora que llegó la oportunidad no la quiso desaprovechar.

  • 52 – El pueblo de Israel está compuesto por Cohanim (que es el plural de Cohen), Leviim (plural de Levi) e Israelim (plural de Israel). 

Sabemos, como versa en la Torá que Abraham engendró a Itzjak, y este a Iaakov  a quién le nacieron Reubén, Shimón, Levi, Ieudáh, Isajar, Zevulún, Iosef, Biniamín, Dan, Naftali, Gad y Asher. Recordamos que Iosef había sido vendido por sus hermanos a Mitzraim (Egipto), por causa que contaba a su padre lo que veía mal en la conducta de ellos, motivo que despertó ira en sus hermanos y lo vendieron. Allí, en Mitzraim, Iosef progresó mucho política y económicamente, llegando a ser nombrado virrey del Faraón (Paró en hebreo), y con todo ese poder acumulado, vivía cómodamente junto a su esposa y dos hijos que le nacieron Efraim y Menashé. 

Ocurrió que sobrevino sobre la tierra una época muy magra en la cual no había alimento y la gente desesperaba de hambre, a tal punto que vendieron prácticamente todos sus bienes incluidas sus tierras  y hasta llegaron a ofrecerse de propia voluntad convertirse en esclavos del Faraón. 

Iosef había almacenado en los años de abundancia mucho cereal en los depósitos, ya que él mismo había profetizado que sobrevendrían siete años de abundancia y luego siete de hambre. Y la población de Mitzraim hacía todo esto que narramos a cambio de un poco de víveres, inclusive los propios hermanos de Iosef llegaron hasta esas tierras para comprar provisiones, pero este no se reveló ante ellos, quienes no pudieron reconocerlo por causa que cuando lo vendieron no tenía barba y ahora si, motivo que le cambió el aspecto del rostro y se tornó irreconocible. 

Finalmente, luego de varias idas y venidas,  Iosef se declara a sus hermanos y manda a traer a su padre y ordena a ellos mismos venir con todas sus pertenencias y familias, otorgándoles una vez que llegaron hasta el lugar, con el consentimiento del Faraón la tierra de Goshen donde viviría Iaakov, quién fue llamado por Hashem con el nombre de Israel, junto a los suyos por el resto de su vida. 

Sucedió que poco antes de entregar su alma al Creador, Israel presintió que le faltaba poco y convocó a Iosef informándole que (Bereshit 48:5-6) “Ahora, tus dos hijos que te nacieron en Mitzraim antes de mi venida hacia ti serán para mi; Efraim y Menashé como Reubén y Shimón serán para mi.  Pero los hijos que engendrares después de ellos, para ti serán, por el nombre de sus hermanos serán llamados en su heredad”. Luego Israel bendijo a todos sus demás hijos. 

Solo cabe destacar que de aquí vemos como los dos hijos de Iosef pasaron a ser como hijos directos de Iaakov, y tenemos cuales son los doce hombres que se convertirían en los padres de las doce tribus de Israel; quedándonos  finalmente que Reubén, Shimón, Ieudáh, Isajar, Zevulún, Biniamín, Dan, Naftali, Gad , Asher, Efraim y Menashé (que toman el lugar de Iosef) son las doce tribus de Israel. Apreciamos que entre ellos no figura Levi, y es por causa que Hashem separó a esta tribu de las demás, como versa (Bamidbar 3:11): ”Y habló Hashem a Moshé diciendo: he aquí que Yo he tomado a los Leviím (descendientes de Levi) de entre los hijos de Israel en sustitución de todo primogénito que abre la matriz de entre los hijos de Israel, los Leviim serán pues para Mi”. Ya que en un principio, eran los primogénitos los que realizaban el servicio sagrado, pero cuando participaron en el pecado de la construcción del becerro de oro, Hashem los retiró del cargo y nombró en su lugar a los Leviim quienes no tomaron parte en este hecho, haciéndoles saber además que no tendrán parte ni heredad en la tierra de Israel, porque El mismo (Hashem) es su heredad. Debemos saber que Moshé, quién era el líder judío que comandó a su pueblo hacia la libertad, en la famosa salida de Mitzraim, tenía un hermano llamado Aharón, y ambos eran descendientes de Levi. Aharón fue nominado “Cohen”, es decir, el máximo representante encargado de realizar las tareas más sagradas delante de Hashem; y sus hijos también son llamados “Cohanim” y ejercen al igual que él hasta el día de hoy, por ejemplo bendiciendo al pueblo. 

Solo que cuando existió el Templo Sagrado (Beit Hamikdash), o como será en un futuro próximo, pronto en nuestros días cuando se reconstruya con la venida del Mashiaj (ungido de Hashem), hay mucho más trabajo y se elige un máximo representante de los Cohanim llamado “Cohen Gadol”, quién toma sobre si las tareas más especiales y sagradas, por lo que debe ser una persona totalmente pura, recta y consagrada a Hashem. 

Dado todo esto de la separación de la tribu de Levi, y el nombramiento de los Cohanim, Hashem decide organizar todo de la siguiente manera: (Bamidbar 3:5) “Y habló Hashem a Moshé diciendo: Acerca a la tribu de Levi y la pondrás delante de Aharón el Cohen para que le sirvan. Y cuidarán su guardia (la de los Cohanim de que no se acerque algún extraño al Templo), y también la de toda la congregación  delante de la Tienda del Plazo, para hacer el servicio en el tabernáculo. Y cuidarán todos los utensilios de la Tienda del Plazo y las guardias de los hijos de Israel  para hacer el servicio del tabernáculo (ya que todos eran necesarios para las necesidades del Santuario, solo que los Leviim estaban nominados para reemplazarlos en tal misión, y es por ello que tomaban el diezmo como retribución como está escrito ‘es vuestro pago a cambio de la labor’). Darás pues los Leviim a Aharón y a sus hijos; ellos le son dados totalmente a él de entre los hijos de Israel”.

Vimos como fueron designados los Leviim y Cohanim de entre el pueblo de Israel. Y como versa en Tana dbei Eliahu zutá ( 2:3 y 4) “Creó Hashem todos los pueblos y separó como ofrenda de entre todas las naciones al pueblo de Israel, y de Israel separó a la tribu de Levi, de la tribu de Levi separó a Aharón el Cohen y sus hijos, santificándolo, ungiéndolo y honrándolo con las vestimentas especiales del servicio sagrado, con las cuales se para delante de Hashem, y redime a todo el pueblo de Israel cada año (en Iom Kipur).

 Y trajo al pueblo de Israel que es la ofrenda que separó de entre todas las naciones hacia la tierra de Israel que es la ofrenda de todas las tierras.  Trajo a la tribu de Levi que fue separada como ofrenda de entre todas las demás tribus de Israel hacia Ierushalaim, quién fue separada como ofrenda de entre toda la tierra de Israel. Y trajo a Aharón el Cohen quién fue separado como ofrenda de entre toda la tribu de Levi al Templo Sagrado (Beit Hamikdash), quién fue separado como ofrenda de entre todo Ierushalaim, para pararse y servir delante de Hashem y hacer Su voluntad”.  

  • 53 – Abot de Rabí Natán 2: 8.

  • 54 – Rab Pinjas Kehati a la Mishná Berajot 1: 1.

Indice de Pirkei Abot  
 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin